Publicidad
El Mundo 13 Ene 2013 - 2:55 pm

Caso de perros "asesinos" expone desconfianza de mexicanos en autoridades

Una encuesta revela que los mexicanos cree "poco cierto" o "nada cierto" que las personas murieran a causa de mordidas de perros.

Por: Elespectador.com
  • 33Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/caso-de-perros-asesinos-expone-desconfianza-de-mexicano-articulo-396364
    http://tinyurl.com/kfugjbp
  • 0

La profunda desconfianza de los mexicanos en las autoridades ha salido a relucir una vez más tras el hallazgo de los cadáveres de cuatro personas que, según la versión oficial, fallecieron por ataques de perros, explicación que muchos ciudadanos se resisten a creer.

"Los mexicanos no le creemos a nadie, ni a la Iglesia, ni a los partidos políticos; pero a quien menos creemos es a la policía", dijoEnrique Cruz, experto en sociología, quien señaló a las instituciones como las responsables de la gran incredulidad existente en el país.

Muestra de esta desconfianza imperante es el dato de un sondeo telefónico hecho por la consultora GCE, el cual reveló que 57 % de los encuestados cree "poco cierto" o "nada cierto" que las personas murieran a causa de mordidas de perros "asesinos".

La gran mayoría de los consultados, el 74,9 %, cree más probable la versión no oficial que ronda estos días en redes sociales y medios de comunicación, según la cual que las personas halladas muertas fueron asaltadas y asesinadas por delincuentes y que los perros solamente llegaron a morder los cadáveres.

Iztapalapa, donde se encuentra la reserva ecológica en la que aparecieron los cadáveres en las últimas semanas, es la demarcación más poblada de la capital mexicana, así como una de las más pobres y con más altos índices de delincuencia.

Por eso, la explicación de las muertes por mordidas de perros, que según la versión oficial se produjeron en dos ataques distintos (actualmente está en investigación la posible muerte por esa causa de una quinta persona), sonó a la población como la excusa "más lógica" o al menos más "convencional" para no seguir investigando.

"Si hay alguna institución que está terriblemente desprestigiada en este país es la policía. Ante todos los hechos escandalosos que hay, las explicaciones a veces son tan malas que terminamos por decir 'Quieren creer que somos idiotas'", apuntó el sociólogo.

En su opinión, las autoridades "no saben explicar las cosas", dan a la prensa argumentos incorrectos, filtran anomalías, "cosas absurdas" que "terminan por desacreditarlas más".

Tras el hallazgo de los cadáveres, la policía llevó a cabo varias redadas en la zona y atrapó a decenas de perros montaraces que probablemente no tuvieron que ver con los ataques pero que uno a uno están siendo sometidos a pruebas para comprobar si tienen restos humanos en su pelaje, dentadura o tracto digestivo.

Lejos de parecer ésta una medida necesaria y una solución al problema, ver en televisión el aspecto dócil de los animales atrapados en jaulas se convirtió en un motivo de bromas en las redes sociales, donde los canes fueron señalados como los pobres chivos expiatorios de sus congéneres culpables.

"Las instituciones tienen la obligación de educar a la gente y darle una explicación creíble, pero si desde un principio vemos que los policías de a pie y sus jefes son muy corruptos y poco preparados, terminamos burlándonos de ellos", expuso Cruz.

Como dice un popular refrán mexicano, recordó el sociólogo, "la mula no era arisca pero los palos la hicieron", es decir que de tanto conocer casos de corrupción e incompetencia oficial, los mexicanos desconfían de todo. "Uno termina por no creer nada, aunque a veces sea cierto; eso es lo grave", añadió.

La catedrática Claudia Edwards, de la Universidad Nacional Autónoma de México, es veterinaria y especialista en etología clínica (comportamiento animal) de perros y gatos, y tuvo la oportunidad de examinar las autopsias de dos de los cuerpos.

Los cadáveres "registraban mordidas ante mortem, porque junto a la mordida se ven moretones y eso sólo se produce si la persona estaba viva", y también post mortem.

"Una se desgarró una arteria en el brazo y en la otra se desgarró una arteria en la pierna, heridas que fueron mortales", explicó Edwards y además, ninguno de los dos cuerpos tenía signos de asfixia, ni heridas de bala, ni de tipo punzocortante.

Por ello, la experta cree que las personas sí murieron por el ataque de los animales, aunque todavía no comprende el porqué de esas agresiones, ya que no son comportamientos naturales de los canes.

"Es poco probable que un perro que esté en la calle ataque; normalmente los perros tienden a huir más que a pelear. Tendría que haber situaciones muy específicas para que los perros tuvieran esta conducta, que es la parte extraña en esta situación", dijo.

Por ello, en su opinión, hay algunas cosas que se tienen que seguir explorando para saber qué fue exactamente lo que pasó, hacer más pruebas forenses y juntarlas con las pruebas etológicas para poder reconstruir lo ocurrido.

Como animales de compañía y domésticos, insistió Edwards, los perros no deben estar en la calle y por eso "nada de esto pasaría si tuviéramos una sociedad más responsable" con sus animales.

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • Murió el actor Robin Williams
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio