En ceremonia privada, Obama se posesionó para su segundo mandato