Colombia ya no será país de paso para migrantes que buscan llegar a EE.UU.

La ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, afirmó que los cubanos que han quedado represados en Colombia en su travesía hacia EE.UU., serán deportados directamente a su país o a Ecuador.

Referencia / Archivo EFE.

Colombia quiere evitar el "flujo permanente" por su territorio de migrantes cubanos, que buscan llegar a Estados Unidos, y estudia cómo solventar la situación de centenares de viajantes varados en el país, dijo este lunes la canciller María Ángela Holguín.

"Es es una situación humanitaria compleja, complicada", dijo Holguín en rueda de prensa, al referirse al tema de los migrantes cubanos que han quedado represados en Colombia, ante el fortalecimiento en los últimos meses de la vigilancia fronteriza en Panamá, Costa Rica y Nicaragua.

"La solicitud era que les pusiéramos un avión y los deportáramos hacia México. México ya no recibe (...) y si nosotros deportamos hacia México vamos a crear un flujo permanente porque saben que por Colombia entran y al final del día, por presiones, van a acabar en México, a un paso de Estados Unidos. Lo que no queremos, pues, es que el país se convierta en eso", explicó Holguín.

La canciller colombiana aseguró que el movimiento de migrantes ha sido mayor en "los últimos meses", porque posiblemente algunos cubanos "estén sintiendo" que, con la mejoría de las relaciones entre La Habana y Washington, va a cambiar la ley que les da beneficios migratorios en Estados Unidos.

Así, detalló que de los cubanos detectados en territorio colombiano han "deportado 80 a Cuba directamente" y otros a Ecuador, hacia donde "han salido en la última semana 70" migrantes.

"Si hay deportaciones serán directamente a Cuba o al Ecuador", dijo Holguín, quien también aseguró que "va a ser muy positivo para todos" que Ecuador haya empezado a deportar porque así las "organizaciones criminales (que pasan a los migrantes) se den cuenta de que por ahí el paso no les sirve".

Colombia tiene un acuerdo con Ecuador, que hace unos meses comenzó a pedir visa a los cubanos también para evitar convertirse en país de paso, para devolver a ese país a los migrantes que ingresan ilegalmente a su territorio a través de la frontera común.

La canciller se refirió específicamente al caso de más de medio millar de cubanos que están varados en la caribeña localidad de Turbo, en el norte del país y cerca de la frontera con Panamá, y aseguró que no han podido deportarlos o conocer su situación directamente porque "están en una bodega privada" a la que las autoridades colombianas no pueden acceder sin orden judicial.

Según Migración Colombia, entre principios de mayo y mediados de junio, 1.107 migrantes irregulares fueron detectados en Turbo y Capurganá, una playa próxima a Panamá. De estos, 50% son de Haití y 15% de Cuba. El resto, africanos (26%) y asiáticos (9%).