Crimea da un paso hacia separación mientras EE.UU. y UE mantienen presión sobre Moscú

Los electores podrán optar por unirse a Rusia en un referéndum.

EFE

 Los electores de Crimea podrán optar por unirse a Rusia en un referéndum, decidió el parlamento de esa región ucraniana el jueves, en momentos en que las potencias occidentales mantenían la presión sobre Moscú para que converse con Kiev.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo este jueves una conversación telefónica de una hora con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para explicarle las sanciones adoptadas por Washington a raíz de la situación en Ucrania.

Estados Unidos restringirá las visas y congelará activos de aquellos ucranianos o rusos que considera responsables de la situación en Ucrania. Obama insistió en que "los gobiernos de Ucrania y Rusia deben mantener conversaciones directas, facilitadas por la comunidad internacional", al tiempo que "monitores internacionales podrían asegurar que los derechos de todos los ucranianos son protegidos", incluidos allí los ucranianos rusófonos, de acuerdo con la Casa Blanca.

A su vez, "el presidente de Rusia enfatizó la primordial importancia de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos para garantizar la estabilidad y seguridad en el mundo. Estas relaciones no pueden ser sacrificadas por desacuerdos en problemas internacionales puntuales, aunque sean tan importantes", dijo el Kremlin en un comunicado.

Mientras, los mandatarios de la Unión Europea, reunidos en Bruselas, suspendieron las negociaciones bilaterales sobre las visas como primera sanción política contra Moscú. Los mandatarios de la UE amenazaron a Rusia con adoptar sanciones cada vez más duras si no toma medidas para resolver la tensa situación en la que se encuentra Ucrania, país con el que el bloque europeo firmará un acuerdo de asociación.

El parlamento de Crimea pidió al presidente Vladimir Putin la unión de la península a Rusia y anunció un referéndum para el 16 de marzo. Los electores de este territorio estratégico, controlado desde el 28 de febrero por fuerzas armadas prorrusas, podrán elegir entre unirse a Rusia o tener una mayor autonomía.

Estados Unidos, la UE y Kiev, donde hay un gobierno prooccidental desde la destitución el 22 de febrero del presidente Viktor Yanukovich, denunciaron ese referéndum. Además, el presidente interino de Ucrania, Oleksandr Turchinov, anunció que el parlamento ucraniano lanzará un procedimiento para disolver la asamblea regional de Crimea, y calificó la decisión del parlamento de Crimea de "crimen".

Yatseniuk en Bruselas

En Bruselas, la cumbre extraordinaria de líderes europeos dedicada a Ucrania comenzó con un encuentro con el nuevo primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, que acusó a Rusia de incrementar la "tensión" en Crimea y de llevar a cabo "provocaciones".

El primer ministro interino dijo estar dispuesto a firmar "lo antes posible" un acuerdo de asociación con la UE. El rechazo a firmar este acuerdo a finales de noviembre por Yanukovich desencadenó una ola de protestas que llevaron a la crisis actual.

La UE anunció que firmará este acuerdo. Van Rompuy precisó que la parte política de este acuerdo será firmada con Kiev antes de las elecciones del 25 de mayo.

En cuanto a la parte económica, ésta se podrá firmar una vez que las autoridades ucranianas firmen un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).Los mandatarios europeos acordaron, al cabo de seis horas de reunión extraordinaria en Bruselas, una estrategia de sanciones progresivas contra Moscú para obligar al gobierno ruso a buscar con el Ejecutivo interino ucraniano una salida política a la crisis, "en los próximos días".

"Debe comenzar la desescalada, y si Rusia no lo hace habrá serias consecuencias en nuestras relaciones bilaterales", advirtió el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al presentar las decisiones adoptadas por los mandatarios.

Los actos de Rusia en Crimea "son serios pasos en la dirección equivocada", indicó por su parte el primer ministro británico, David Cameron. En paralelo, el secretario de Estado norteamericano John Kerry se reunió en Roma con sus homólogos italiano, francés, británico y alemán, antes de entrevistarse nuevamente sobre Ucrania con el canciller ruso Serguei Lavrov.

Estados Unidos "no puede dejar que Rusia, o cualquier otro país, desafíe impunemente las leyes internacionales", declaró el Kerry. "Por el momento, no podemos anunciar a la comunidad internacional que nos hemos puesto de acuerdo", afirmó Lavrov tras el encuentro.

"Hemos acordado seguir estudiando las ideas que me ha presentado hoy John Kerry", añadió Lavrov, señalando que "cualquier proceso [...] debe contar necesariamente con el acuerdo, sin ambigüedades, de todas las regiones de Ucrania".

Lavrov y Kerry conversaron el miércoles en París sobre la crisis en Ucrania. El Consejo de Seguridad de la ONU inició este jueves nuevas consultas a puertas cerradas, las cuartas desde el viernes sobre la crisis ucraniana, confirmó una fuente diplomática.

En este contexto, una misión de supervisión de unos 40 observadores militares no armados de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) no logró entrar este jueves en Crimea. Según una fuente diplomática occidental, "dos grupos de hombres armados, muy profesionales, les impidieron la entrada".

La tensión era también cada vez más fuerte en Donetsk, feudo prorruso de Yanukovich en el este del país. La policía recuperó en esta ciudad el control de la sede del gobierno regional, que había sido ocupado por militantes prorrusos, y detuvo a decenas de personas.

Temas relacionados