Publicidad
El Mundo 7 Abr 2013 - 9:00 pm

Elecciones en Venezuela

Las cuentas de Capriles

El escenario no podía ser mejor: plaza llena, en tierra hostil. Así fue mi encuentro esta semana con Henrique Capriles, candidato de la oposición venezolana en estas elecciones.

Por: Luis Carlos Vélez / Director de Noticias Caracol
  • 240Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/cuentas-de-capriles-articulo-414585
    http://tinyurl.com/cvkeb5q
  • 0
insertar

Viajamos a Barinas, estado natal del fallecido presidente Hugo Chávez y, por supuesto, enemigo del partido contendor, para poder entrevistarlo.

Parado en la tarima se veían varias cuadras llenas de seguidores del candidato, mostrando alegres las gorras tricolor que identifican su campaña. El ambiente festivo y la gente apretada en los edificios aledaños hicieron que varios de sus asesores se acercaran y nos dijeran que una demostración de afecto de este calibre, en estas tierras, es un buen presagio frente a lo que pueda pasar en las elecciones del próximo jueves. Según ellos, esta es la vez en que más seguidores ha logrado una presentación de Capriles en la región, y que por lo tanto la victoria, esta vez, sí será segura.

Cuando el candidato llegó al lugar de la entrevista, en la camioneta que lo desplazaría desde el centro del evento hasta el aeropuerto, fuera de micrófono me dijo que los números esta vez le cuadran y que la política también tiene mucho de matemática. Además, que la ausencia física del presidente Chávez en la contienda electoral le costará al partido de gobierno, por lo menos, dos millones de votos. Es decir, que dos millones de personas no votarán por la continuidad del modelo y que, por lo tanto, no acompañarán al presidente encargado, Nicolás Maduro.

Así las cosas, las cuentas de Capriles son las siguientes: si en las elecciones pasadas el presidente Chávez obtuvo 7,4 millones de votos y su campaña consiguió 6,1 millones, con dos millones de votos menos para Maduro el resultado de esta contienda electoral sería, entonces, de 5,4 vs. 6,1 millones en favor de su campaña.

Definitivamente se trata de cuentas alegres, pero basadas en un supuesto racional como es el hecho de considerar que el techo del chavismo fue logrado por su propio creador, Hugo Chávez, en los comicios de octubre.

Sin embargo, las elecciones no son sólo cuestión de números. La misma campaña opositora ha denunciado que las instituciones relacionadas con las votaciones no han sido del todo transparentes con el proceso y ha cuestionado el proceder del Tribunal Supremo de Justicia y del Consejo Nacional Electoral, y más recientemente aseguró que las máquinas electrónicas de conteo son susceptibles de ser penetradas por el Gobierno.

Adicionalmente, es una realidad que el oficialismo ha ganado la mayoría de las elecciones de la historia reciente de Venezuela y que la maquinaria está aceitada para seguir trabajando en aras de la victoria. Esto sumado al hecho contundente de que el país ha acogido y hecho propios los programas sociales puestos en marcha por el establecimiento, que han arrojado como resultado mejoras en términos de eliminación de la pobreza y la desigualdad.

Capriles se ve sereno; por lo menos esa fue la impresión que dejó en nuestro encuentro. Está convencido de que ganará y su gente no tiene duda de que así será. Es evidente que ahora está más cerca que nunca, pero también la realidad es que esta contienda fue diseñada para que enfrentara a un Chávez lo más vivo posible, a pesar de haber pasado a mejor vida, y, como dice esta semana la revista The Economist, para que las elecciones se dieran en un ambiente en el que el cuerpo de Chávez esté aún caliente.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 17
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Atlas científico de relaciones sexuales
  • El llanerito que conquistó al país con su 'Como no voy a decir'
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio