Detienen a dos jóvenes por caso que llevó al suicidio a adolescente canadiense

Se suicidó, según su familia, tras soportar dos años de presiones y burlas por la divulgación en Internet de fotos de una violación que sufrió dos años antes.

Dos jóvenes fueron acusados este viernes en Canadá de distribuir pornografía juvenil, en el marco de la investigación del suicidio de una adolescente, víctima de una presunta violación y de ciberacoso, anunció la policía.

Las autoridades han rehusado divulgar la identidad de los sospechosos, ambos de 18 años, señalando que al momento de ocurrir los hechos eran menores de edad y advirtieron que no tolerarán "que nadie intente hacer justicia" por su cuenta, según señala un comunicado de la Gendarmería Real de Canadá y la policía regional de Halifax.

En abril, Rehtaeh Parsons, de 17 años, se suicidó, según su familia, tras soportar dos años de presiones y burlas por la divulgación en Internet de fotos de una violación que sufrió dos años antes.

La noticia de su suicidio, divulgada ampliamente por medios de Canadá y en el extranjero, suscitó una fuerte indignación que llevó a la policía a reabrir la investigación sobre la presunta violación, que había sido archivada.

En 2011 durante una fiesta Parsons cayó desmayada tras emborracharse y fue violada en ese estado. Uno de los sospechosos publicó luego una foto en Internet del hecho. Inicialmente la policía investigó la denuncia pero finalmente no presentó cargos.

Parsons fue víctima de acoso y burlas en la red, lo que le obligó a cambiarse de ciudad y escuela. La chica intentó varias veces suicidarse.

En abril finalmente Parsons se quitó la vida y tras, las denuncias de la familia, la decisión de la policía de cerrar el caso empezó a ser fuertemente cuestionada.

Grupos de ciberactivistas amenazaron con divulgar publicamente los nombres de los autores y señalaron que la tarea de identificarlos les había tomado poco tiempo, poniendo en duda la eficacia de la policía.

El jueves la policía informó finalmente que dos jóvenes de sexo masculino relacionados con la agresión a Parsons y la divulgación de las fotos habían sido arrestados en Halifax, Nueva Escocia, y que fueron interrogadas.

El primer ministro canadiense, Stephen Harper, felicitó por el avance en la investigación.

La muerte de Parsons ocurrió apenas unos meses después del suicidio de otra joven canadiense Amanda Todd, de 15 años atormentada por un acosador cibernético que divulgó en internet una foto de sus senos que había tomado en un chat.