Diez artículos para entender la crisis de Petrobras que tiene a Rousseff contra las cuerdas

Desde 2014, el lavado de dinero en el que se vieron involucrados empresarios y políticos en Brasil tiene en vilo al gobierno de Dilma Rousseff. Esta recopilación le permitirá entender este escándalo.

El gobierno de Dilma Rousseff pende de un hilo por un escándalo de corrupción cuyas consecuencias aún están por verse. Desde 2014, su mandato ha venido en picada hasta obtener, en algunos momentos, una desaprobación por encima del 80%. Hoy, además de tener a la población en su contra, Rousseff se enfrenta a un posible juicio político que terminaría su presidencia. En esta recopilación, les explicamos por qué y cómo comenzó este caso y a quiénes ha implicado.

¿De qué trata el escándalo Petrobras?

En 2014, el juez Sergio Moro develó una red de lavado de dinero que implicaba a políticos, empresarios y directivas de Petrobras. Más de 100 personas han sido capturadas hasta hoy. La red, que habría desviado cerca de US$4.000 millones en los últimos diez años, funcionaba así: Petrobras otorgaba la construcción de una obra a grandes firmas de ingeniería y diversas empresas de Brasil. Para ganar algunos de esos contratos, los directivos de estas empresas sobornaron a políticos y directivas de la entidad con un porcentaje cercano al 3% del valor total de los contratos. Luego, ese dinero era desviado hacia empresas ficticias, hoteles, gasolineras y hasta a un lavadero de autos. Por eso, todo el proceso ha sido bautizado Operación Lava Jato (lava autos).

Consulte estos artículos si desea saber más:

El polvorín de Petrobras: Sobre las empresas de América Latina que están implicadas en el escándalo y el modo en que funcionaba la red de corrupción.

Petrobras, la caja de Pandora: Sobre cómo la empresa petrolífera más grande del país resultó ser un botín de corrupción.

El juez que puso a temblar a Brasil: Un perfil del juez Sergio Moro, encargado de la investigación por corrupción en Petrobras.

¿Quiénes están implicados?

En el esquema de corrupción participaron políticos (activos y retirados), empresarios reconocidos y directivas antiguas y actuales de Petrobras. Entre lo más visibles están Delcidio do Amaral (senador del Partido de los Trabajadores, el movimiento de Rousseff), Eduardo Cunha (diputado federal, en investigación), Fernando Color de Mello (senador y expresidente de Brasil, en investigación), José Dirceu (exministro de la Casa de Civil, condenado), Joao Vaccari Neto (extesorero del PT, condenado) y Marcelo Odebrecht (presidente de la firma Odebrecht, condenado). En este momento, está en proceso una investigación contra el expresidente Inácio Lula Da Silva.

Conozca más sobre algunos de los implicados en estos links:

Fernando de Collor revive el pasado con el caso Petrobras: El expresidente brasileño, que fue retirado de su cargo en 1992, es acusado de lavar dinero. Recordamos su historia.

Los tentáculos de la compañía Odebrecht en América Latina: La empresa de Marcelo Odebrecht también cuenta con contratos en Colombia, Venezuela y Ecuador.

Lula, en el banquillo: Detalles de la investigación que pesa sobre el expresidente Inácio Lula Da Silva, quien fue nombrado como ministro de Dilma hace unas semanas (según la oposición, para librarlo de la investigación).

¿Qué consecuencias ha tenido este escándalo?

Además del descenso en la popularidad de Rousseff y las constantes protestas multitudinarias en su contra que ha habido en el último año y medio, el Gobierno tendrá que enfrentarse a la pérdida de legitimidad de la izquierda. Esta semana, el PMDB, el principal partido de coalición de Rousseff, decidió darle la espalda, y al parecer otras tres colectividades esenciales para su sostenimiento en el Parlamento se retirarán de su lado. El peor escenario para Rousseff sería su retiro presidencial, a través de un juicio político (que lleva a cabo el Parlamento), apenas dos años después del comienzo de su nuevo período.

Les explicamos otras consecuencias de este escándalo en estos artículos:

Petrobras, el dolor de cabeza de Rousseff: La derrota política que ha signifcado este escándalo para la presidenta de Brasil.

Dilma Rousseff, contra las cuerdas: Las nutridas manifestaciones en su contra han revelado el descontento del pueblo brasileño.

Petrobras sufrió pérdidas históricas en 2015: Los ingresos de la a empresa petrolera de Brasil disminuyeron en más de US$9 mil millones el año pasado. ¿Cuánta credibilidad ha perdido?

“Fue un error tratar a Lula como un bandido”: El teólogo brasileño Frai Betto, exasesor de Lula, analiza el escándalo de corrupción en esta entrevista.