El Mundo 21 Mar 2013 - 8:00 pm

ESPECIAL VALORES: SOLIDARIDAD

Diez mil razones para creer

No en vano se habla de la fuerza de la energía en este nuevo milenio. Así lo comprobé con Yazmani Arboleda, un joven nacido en Boston, de padres colombianos, con quien me encontré en Nueva York a escasas horas de que viajara a Londres, donde terminará de coordinar algo que muchos ya llaman será histórico.

Por: Álvaro Corzo / Nueva York
  • 87Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/diez-mil-razones-creer-articulo-411796
    http://tinyurl.com/bngx8ve
  • 0
insertar

“Este será el mayor acto por la paz que hayamos vivido en Afganistán, quizás en toda nuestra historia. Esto es un No a los violentos” dijeron a los medios de comunicación locales el alcalde de Kabul y el ministro de cultura de ese país, luego de darle la bendición al proyecto del colombiano.

Serán diez mil globos los que este artista conceptual de 31 años, junto a mil voluntarios, entregarán a hombres y mujeres a las 6 a.m. de una mañana del mes de mayo aún por revelar, por razones de seguridad, en el centro de Kabul. Convirtiendo así, y por un día, a esta golpeada ciudad de la guerra y el olvido en un lienzo de paz y reflexión. “Los globos serán rosados. Además de la misiva en contra de la guerra, hay un mensaje claro para que se reflexione sobre la opresión que por siglos ha vivido la mujer en este país y en el resto de la región”, asegura Yazmani, quien es claro al reconocer que sin el arte no tendría el acceso ni mucho menos el chance de iniciar esta clase de diálogos en lugares tan remotos. “Ejecutar una idea con un grado tal de recordación e impacto me sugiere que para mí no existe ninguna otra forma de vivir”.

Aunque no pareciera cierto, Yazmani nunca la tuvo clara ni mucho menos fácil. El asesinato de su padre en Medellín cuando escasamente tenía once años lo obligó a tomar sus maletas junto a su madre e iniciar una nueva vida en Estados Unidos, sin siquiera conocer un poco del idioma. “Ahora no hay tiempo que perder. Si estamos acá tenemos que hacer lo mejor y para salir adelante hay que trabajar”. “Ser los mejores”, recuerda que le dijo su madre como único consejo a su llegada a La Florida.

Fueron años muy duros, en los que logró adaptarse a un lugar completamente extraño, gracias a una vocación que encontró en ayudar y movilizar a su comunidad, comenzando con su colegio y su barrio, convirtiéndose esta en la mejor forma de ocuparse. “Ser solidario es como tener un músculo que si no se usa se atrofia. Después solamente brinca cuando hay una tragedia o un desastre, básicamente por remordimiento. Esto es algo que hay que combatir todos los días”.

De esta forma lo hace a través de su iniciativa “We Believe in Ballons”, la cual nació hace tres años cuando vivía en la India durante una residencia artística que realizaba en Bangalore. “Impactar a tanta gente de una forma tan colorida e ingeniosa ha sido un proyecto que me ha cambiado la vida. Dejar en el imaginario colectivo de estas ciudades diferentes misivas ha sido una oportunidad única”.

Este proyecto, que también ha pasado por Yamaguchi en Japón y Nairobi en Kenia, tiene aún mucho por recorrer, pues antes pasará por Bruselas para terminar en Nueva York en 2015, cuando se entreguen diez mil globos de color blanco incitando a reflexionar sobre la niebla e interferencia que genera el mundo virtual en el que hoy vive esta caótica ciudad. “No podría dejar de pasar por Colombia. El próximo año, en el otoño, estaremos en Medellín regalando diez mil globos de color rojo”.

Al igual que todo artista de esta nueva era, Yazmani no para de crear. Hoy prepara una instalación paralela el próximo año en Londres, cuando mil personas entre voluntarios y artistas de la ciudad vistan por un día completo las controvertidas burkas, las cuales serán confeccionadas de manera artesanal por mujeres afganas. “Lograr que mil o diez mil personas decidan regalar un globo o vestir una burka, que hagan esto o lo otro sin recibir nada a cambio, es una muestra de que la solidaridad por las diferentes razones que nos afectan todavía logra movilizarnos. Propiciar esto es la meta del arte que persigo”.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio