Publicidad
El Mundo 17 Ene 2013 - 10:00 pm

Habría colombianos entre los rehenes

Dramática liberación en Argelia

El secuestro en una plataforma petrolera argelina sería una muestra del alcance regional de la guerra contra el terror en Malí.

Por: Redacción Internacional
  • 18Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/dramatica-liberacion-argelia-articulo-397219
    http://tinyurl.com/b8jnw5h
  • 0
insertar
La planta de tratamiento de gas en In Amenas, en Argelia. / AFP

Después de que el ejército argelino lanzara un ataque militar sobre una planta de gas ubicada en el suroriente del país, para poner fin al masivo secuestro de trabajadores por parte de un grupo yihadista, la suerte de los rehenes —entre los que según los secuestradores habría algunos colombianos— es una incógnita.

El secuestro se produjo el miércoles, cuando el grupo Firmantes con Sangre, vinculado con Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y procedente de Libia según el ministro del Interior argelino, atacó una planta de gas perteneciente a compañías británicas, noruegas y argelinas y secuestró a un elevado número de personas, entre ellas varios occidentales. El atentado fue una venganza porque Argelia abrió su espacio aéreo para el tránsito de tropas francesas que combaten en Malí a los insurgentes que controlan el norte de ese país. Después del ataque, secuestradores y rehenes permanecieron en las instalaciones del lugar.

El gobierno argelino, que se niega a negociar con terroristas, autorizó el bombardeo sobre la planta de gas, que según dijo una fuente de los insurgentes a la agencia mauritana Nouakchott Information (ANI), habría matado a 34 rehenes extranjeros y 15 secuestradores. La agencia Reuters, sin embargo, indicó que seis rehenes y ocho yihadistas murieron. La operación habría logrado liberar a 600 rehenes.

Los islamistas atrincherados en la planta también indicaron que el ejército argelino, además del bombardeo, había lanzado un ataque terrestre. “Aviones de combate y unidades terrestres iniciaron un intento de tomar por la fuerza el complejo”, indicó el portavoz de los secuestradores a ANI y amenazó con “matar a todos los rehenes” si las fuerzas argelinas entraban en la planta de gas.

La suerte de los rehenes y de los liberados es una incógnita, mientras que de las agencias sólo llegan versiones encontradas. Según indicó uno de los secuestradores a la cadena Al Jazeera, entre los rehenes habría colombianos, franceses, estadounidenses, británicos, japoneses, surcoreanos, noruegos, tailandeses, holandeses y rumanos. Otros medios afirman que también había irlandeses y austriacos.

Al parecer, un grupo de siete rehenes —dos estadounidenses, tres belgas, un japonés y un británico— siguen en poder de los yihadistas, mientras que otros cuatro —un francés, dos británicos y un keniata— están en libertad. Según un empleado de la planta, que escuchó conversaciones con los secuestradores y requirió el anonimato, éstos “piden la liberación de 100 terroristas detenidos en Argelia” a cambio de los secuestrados.

La Cancillería colombiana intentaba confirmar la información sobre la suerte de los colombianos. La compañía British Petroleum, una de las que explotan la planta de gas, tampoco dio detalles sobre la nacionalidad y el paradero de los rehenes.

El presidente de Francia, François Hollande, afirmó que la liberación de argelinos y extranjeros se desarrolló “en condiciones dramáticas”, y destacó que el asalto a la planta de gas argelina “justifica más la decisión de ir en ayuda de Malí”. En efecto, Francia reforzó ayer su despliegue con el envío de 1.400 militares suplementarios y de helicópteros de combate.

Mientras Hollande interpreta el ataque y el secuestro masivo como una justificación más para su intervención militar en Malí, para muchos analistas se trata de una primera señal de los alcances regionales que puede desencadenar la incipiente guerra contra el terrorismo en el país norafricano. La canciller alemana, Ángela Merkel, ya había dicho que la situación representa una amenaza para todo Europa.

La Unión Europea, sin embargo, expresó su total respaldo a la intervención francesa y varios estados miembros ofrecieron su apoyo militar a París, sin descartar la posibilidad de enviar tropas para combatir contra los grupos terroristas en el terreno. EE.UU. también se mostró favorable. El canciller japonés, Fumio Kishida, y el subsecretario de Estado de EE.UU. para Asia Pacífico, Kurt Campbell, acordaron en Tokio cooperar estrechamente en torno al secuestro.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 4
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Salud Sep 26 - 2:15 pm

    Jugos que no son jugos

    Jugos que no son jugos
  • Con hongos cultivados devuelven color a ríos contaminados de Colombia
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio