EN VIVO: Así va la aplicación del Código de Policía en Cali

hace 10 mins

EE.UU. no apoya a toda la oposición siria

Señalan a un grupo de tener nexos con Al Qaeda.

Las autoridades estadounidenses anunciaron este martes sanciones financieras contra dos líderes del Frente al-Nosra, grupo islámico que combate en Siria y es acusado de tener nexos con Al Qaeda, al tiempo que se dispone a reconocer a la nueva Coalición opositora. Washington está alarmado desde hace meses por el "desvío de la revolución siria" por parte de islamistas radicales armados y al mismo tiempo reclama la unificación y el fortalecimiento de la oposición, que hace un mes se reunificó bajo el nombre de Coalición Nacional Siria de Fuerzas de la Oposición y de la Revolución. Altos funcionarios estadounidenses dieron a entender estos últimos días que la administración aprovechará la reunión internacional de los 'Amigos de Siria' el miércoles en Marrakesh, Marruecos, para reconocer y legitimar a la Coalición Nacional Siria como "la única representante del pueblo sirio" y no solamente como "una representante legítima".

Con el propósito de separar la paja del trigo, el departamento de Estado insiste desde hace varios días que hay que distinguir entre esa Coalición y los extremistas islámicos --sobre todo el frente al-Nosra--, que ganan cada vez más terreno en la guerra civil siria.El departamento del Tesoro indicó en un comunicado que agregó los nombres de los dirigentes de al-Nosra Maysar Ali Moussa Abdallah al-Juburi y Anas Hassan Khatab a su lista negra, lo que congela de hecho los activos que ambos puedan tener en Estados Unidos y expone a demandas penales a los ciudadanos que establezcan vínculos comerciales con ellos.El departamento agrega en el comunicado que esta decisión deriva de la caracterización de la organización como "terrorista" por parte del departamento de Estado.

El Tesoro señala asimismo que incluyó en su lista negra a los "shabilas" y a Jaish al-Shabbi ("Ejército de los shabilas"), dos milicias que actúan por cuenta del régimen de Bashar al Asad.Las sanciones financieras del Tesoro tienden, pues, a un doble objetivo, según el gobierno estadounidense: "apoyar las aspiraciones legítimas del pueblo sirio que intenta liberarse de la opresión del régimen de Asad" y "contrarrestar el empeño de Al Qaida de subvertir a la oposición siria", explicó el Tesoro.