Publicidad
El Mundo 25 Nov 2011 - 8:28 am

Así lo dijo la editora de uno de los periódicos feministas más importantes del continente

'El feminismo beneficia a hombres y mujeres': Lucy Garrido

Durante esta semana se realiza en Bogotá el XII encuentro feminista latinoamericano, que cuenta con la participación de por lo menos 1.200 líderes entre periodistas, políticas y activistas de los derechos humanos.

Por: Redacción Judicial
  • 641Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-feminismo-beneficia-hombres-y-mujeres-lucy-garrido-articulo-313222
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-feminismo-beneficia-hombres-y-mujeres-lucy-garrido-articulo-313222
  • 0
Lucy Garrido, editora del periódico 'Cotidiano Mujer'. /Daniel Gómez

La periodista uruguaya Lucy Garrido es la editora del periódico 'Cotidiano Mujer', una de las publicaciones feministas más importantes del continente, además, es una acérrima defensora de los derechos humanos, amante del vino, el tango y el fútbol, y está convencida de que el feminismo hace que las personas sean más felices. El Espectador habló con ella, aprovechando su asistencia al XII congreso feminista que se realiza en nuestro país.

El evento aprovechó que mañana se celebra el día internacional contra la violencia a las mujeres para discutir alrededor de esta problemática que afecta a todo el continente.

¿Por qué es feminista?

Yo soy feminista porque estoy de acuerdo que las mujeres tenemos que tener los mismos derechos que los hombres y que eso nos beneficia a los hombres y a las mujeres; pero si no fuera feminista, así fuera por inteligencia, debería querer que se cumplieran todas las exigencias que las feministas hacen.

¿Cómo evitar que las mismas mujeres terminen reproduciendo el machismo?

¿Cuándo descubrí yo el feminismo?: estábamos en el almuerzo y mi hermano quería la sal, él es un año menor que yo, que tenía 10 años, y mi mamá me dice, - tráele la sal a tu hermano - y yo empecé a decir - que la traiga él -, y eso generó unos cambios. Al poco tiempo mi mamá ya no se levantaba a traerle la sal a mi papá y si lo hacía era porque mi padre también era capaz de traerle un pan a ella. Mi mamá y mi abuela les prohibieron a sus hijas casarse hasta no terminar sus carreras, es decir, que hay esperanza, yo creo que con los medios de comunicación de ahora, las jóvenes seguro van a ser mejores que sus madres y van a educar a sus hijas de una forma más liberal y más igualitaria.

¿Usted cree que aquello de la emancipación femenina pasa necesariamente por el tema de la educación?

Sí, es imprescindible y lo es tanto la educación formal, la de las escuelas y las universidades, como la educación que todo el tiempo se está impartiendo por los medios de comunicación. Cuando vemos que el PIB de nuestros países ha crecido tanto, es el momento de devolver la deuda que se tiene con las mujeres. Y una manera es hacer campañas de sensibilización contra el machismo, ¿por qué los gobiernos no lo están haciendo? Eso es un trabajo que hay que hacer, igual hay que trabajar más por las mujeres negras y las mujeres indígenas, las mujeres pobres que son las que la pasan peor.

¿Cómo pensarse los estereotipos machistas que hay de nuestros países, por ejemplo, con los países rioplatenses y toda esta imagen del tango y que el tango es macho y es la sumisión de la mujer?

Me parece que es importante no perder la gracia, tampoco hay que ser como los ayatolá del feminismo, no somos las ayatolás del feminismo, nosotras queremos que la gente esté bien, que se ría. No es cierto ese coco del feminismo como había el coco del comunismo, de que ellos se comían a los niños, las feministas son todas lesbianas, muchas sí, pero la mayoría no, yo no creo que todos los hombres sean machistas, maleducados, que van a querer los hombres eso.

¿Cómo pensar esas diferencias entre una mujer de Buenos Aires adinerada y una pobre de Guatemala, cómo cerrar esas diferencias a través de la lucha femenina?

La mujer no existe, existen las mujeres; no existe el hombre, existen los hombres, y el problema no es la pobreza en realidad, el problema es la desigualdad en América Latina y es una desigualdad gigantesca que también aparece entre una mujer blanca de clase alta y una indígena. Pero la enemiga de una mujer negra no es una mujer blanca porque todas las mujeres seamos como seamos sufrimos algo que hace que el mundo no marche como debería marchar, y es el machismo y el sistema de clases que se apoyaron uno al otro.

¿Los hombres podemos aportar a la lucha feminista?

Pero por supuesto, y lo hacen, todos mis amigos son feministas. Ellos pueden aportar su sensibilidad, su inteligencia, sus experiencias y esas tres cosas ya me parece que son mucho: su imaginario, que los hombres van a ganar tanto. Mis amigos feministas son mucho más felices que mis amigos machistas, sienten que pueden hablar de lo que les pasa, esa parte la van a mejorar, nos pueden enseñar muchas cosas y pueden aprender otras.

En un país como Uruguay con tantos avances sociales, ¿qué pueden pelear las mujeres?

Le voy a decir lo que vamos a pelear, lo que vamos a lograr y esto es un aporte que daremos y es la legalización del aborto, no sólo despenalizar, ahora en diciembre el Senado lo va a aprobar y será legal en cualquier situación, además de que sea gratuito para que la mujer pobre y la rica puedan abortar y reciban el mismo ofrecimiento de salud, en las mejores condiciones.

¿Una política uruguaya que quisiera ver como presidenta de su país?

Mónica Javier o Constanza Moreira. Me parece igual que para ser presidente como Cristina o Roussef, tenemos que rendir más que los hombres, a cualquier hombre se le permiten cualquier estupidez, a las presidentas les cuestionan de todo. A pesar de eso, a las mujeres les ha ido muy bien.

Algunas de estas líderes han sido vistas a la sombra de alguien, Cristina a la de Néstor, Bachelet a la de Lagos, Roussef a la de Lula. ¿Cómo romper la idea de la mujer a la sombra de un hombre?

Esa es la prueba más grande de la discriminación porque a ningún hombre se le dice que esté a la sombra de alguien. Pero en el caso de Bachelet, ella terminó eclipsando a Lagos y a lo mejor con Dilma va a pasar lo mismo. Es decir, que sí están a la sombra pero después cuando están solitas lo hacen bien. En Finlandia han tenido muchas mujeres presidentes y entonces la última estaba en una escuela y les preguntó a los niños qué querían ser cuando grandes y le pareció curioso que ninguno decía presidente, entonces tomó a uno y le dijo ¿tú no quieres ser presidente? y él le dijo sí, pero ¿se puede? Estos niños habían visto solo mujeres presidentas, esta mujer estaba en su tercer mandato y este niño tenía 8 años y quizás pensó será que un hombre no puede ser presidente y fíjate que un niño argentino, como Cristina ya empieza su segundo mandato, puede que termine preguntándoselo mismo.

¿Y qué líder femenina admiras?

Yo admiro a Bachelet.

¿Qué puede llevar la mujer al campo político?

Es importante no ser esencialistas, porque todos somos yo y mis circunstancias. Lo que las mujeres podemos aportar es que estamos resolviendo conflictos todo el tiempo y los solucionamos. Nos gusta, además, resolver conflictos, somos más rápidas, repartimos mejor la plata, con más justicia y ya con eso es bastante.

¿Qué hombre admiras?

Yo no admiro a Santos, pero me gusta mucho un hombre que haya crecido a la sombra de Uribe y que, sin embargo, trate de hacer un gobierno para todos y que los colombianos se sientan por lo menos distendidos. Zapatero me parece admirable, pero ese hombre cumplía su palabra, el problema fue que le tocó tomar las medidas más impopulares y eso que el PP va a tomar algunas, incluso peores.
 

  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • "En mi nombre no, por favor"
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio