Publicidad
El Mundo 28 Mayo 2011 - 9:00 pm

Diálogo con la ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín

"El liderazgo no se impone"

La canciller ha sido la gestora de los más recientes logros diplomáticos de Colombia.

Por: Diego Alarcón Rozo / Eduardo Maldonado V.
  • 299Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-liderazgo-no-se-impone-articulo-273370
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-liderazgo-no-se-impone-articulo-273370
  • 0
  • 148
Foto: David Campuzano

Los tiempos, como el gobierno, han cambiado. Desde el 7 de agosto de 2010 hasta hoy, el panorama de la política exterior colombiana ha dado un giro tan radical como llamativo. Con Venezuela, la ruptura de relaciones fue reemplazada por el discurso de la amistad y de la cooperación; con Ecuador, después de casi dos años se restablecieron completamente las embajadas en Bogotá y Quito; y en la región, Colombia dejó de estar cerca del ostracismo para asumir una postura más de liderazgo. Los ejemplos saltan a la vista: la firma en Cartagena del acuerdo para el retorno de Manuel Zelaya a Honduras después de haber sido derrocado y la secretaría general de Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que hoy es ejercida por María Emma Mejía.

Todo parece indicar que se trata de un buen momento para la diplomacia colombiana, que por antonomasia resultaría en un buen presente para la canciller María Ángela Holguín: 81% de los colombianos aprueban el trabajo realizado por el gobierno Santos en materia de política exterior, de acuerdo con el informe Colombia y el mundo 2010, publicado por la Universidad de Los Andes.

Antes de partir hacia Tegucigalpa (Honduras), donde ayer formó parte de la delegación que recibió al expresidente Zelaya en su regreso al país, la canciller Holguín dialogó con El Espectador acerca de todos estos temas y de su trabajo detrás de los micrófonos —lejos de las cámaras— para allanar el camino hacia los consensos.

El Acuerdo de Cartagena puso fin a casi dos años de crisis en Honduras, abrió la puerta para su retorno a la OEA y ubicó a Colombia como mediador. ¿Hay planes de ser líderes regionales?

No, por ahora no. Trabajamos en Honduras porque los países centroamericanos y México le pidieron al presidente Santos que ayudara a acercar un poco las posiciones, sobre todo con el Cono Sur. Por eso iniciamos la mediación, no porque queramos ejercer un liderazgo ni mucho menos. Sí creemos que Colombia está en una posición geográfica que es una bisagra entre América Central, Suramérica y la mitad del Caribe. Eso hace que muchos países nos sientan más cercanos. Pero no porque queramos ser líderes, eso no se impone.

¿Cómo se concretó el acuerdo?

 El pedido lo hicieron en noviembre, en la Cumbre de Mesoamérica. Exploramos el panorama con Venezuela, que ha apoyado al presidente Zelaya. Cada uno definió sus puntos y fuimos trabajando en cómo acercarnos, con la viceministra, Patty Londoño, con el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro y su equipo. Obviamente yo consultaba continuamente al gobierno hondureño del presidente Lobo sobre los puntos de encuentro. No sé cuál fue el número total de documentos que redactamos, el presidente Lobo decía que 25, yo creo que fueron más.

Usted estuvo en Honduras unos días antes de que se sellara el acuerdo. ¿Cuál fue su tarea?

Hasta ese momento todo se manejaba por correo, chat o teléfono; entonces tomé la decisión de irme a Honduras, sentarme todo un día con ellos y mirar palabra por palabra, para ver si tomábamos la decisión. Lo mismo hizo el canciller Maduro, Zelaya estaba en Caracas. Trabajamos hasta las 2:00 a.m. del martes de la semana pasada, todavía sin el documento final, porque había temas que sólo se lograron cerrar al final de la semana. También tomamos la decisión de divulgarlo lo más rápido posible para que no se filtrara. Cualquier especulación sobre un acuerdo que no está firmado complica todo.

¿Cuál fue el papel del presidente Hugo Chávez en el proceso?

Al principio hubo momentos en los que los presidentes Santos y Chávez hablaron y conversaron del tema, pero al final no. Ya estábamos sobre la marcha.

¿Pero el presidente Chávez no sirvió de puente con los países del Cono Sur, que usted dice que eran los más escépticos?.

Yo también conversé mucho con ellos. En Paraguay me reuní con los cancilleres de Paraguay, Uruguay, Bolivia y Argentina. Así como el canciller Maduro iba manteniéndolos al tanto, yo también lo hacía. Todo el tiempo socializamos el tema. Con Brasil también.

Y a propósito del presidente Chávez, las relaciones están en el mejor momento de los últimos años. Y eso no ha ido en contra de la relación con EE.UU. ¿Cuál ha sido la estrategia para lograrlo?

Yo nunca he creído que tenga que ser el uno o el otro. Cuando uno tiene un diálogo claro, transparente y franco no hay porque tener relación sólo con uno.  Tenemos una excelente relación con EE.UU. que queremos que se mantenga y que se enriquezca en otros temas. Su apoyo a la seguridad en Colombia ha sido fundamental y es la que nos ha permitido mirar hacia adelante. Al mismo tiempo, tenemos una buena relación con un vecino con el cual por décadas, yo diría por siglos, ha habido momentos tensos. Esto no es un  asunto simplemente del gobierno del presidente Chávez.

Unasur fue durante mucho tiempo un escenario adverso para Colombia y hoy la Secretaría General está en manos de una colombiana. Venezuela, Nicaragua y Ecuador también cambiaron su política frente al país. ¿Qué hizo usted para cambiar en tan poco tiempo esa imagen?

A diferencia de lo que muchos críticos aseguran yo le diría que más que nunca hablamos con Ecuador y Venezuela sobre temas de seguridad. Nunca se había hablado de forma tan clara y específica de los problemas que preocupan a Colombia y tampoco había habido tanta cooperación por parte de los vecinos. En la medida en que uno tiene un acercamiento de respeto, de diálogo y cooperación, la actitud cambia inmediatamente.

¿Y con el resto del Continente?

Lo que uno ve hoy es que Colombia, a pesar de que continúa con los mismos intereses en el tema de seguridad y sigue insistiendo en que los grupos guerrilleros no estén en los países vecinos, puede hablar con cada uno de ellos. Creo que haber elegido a María Emma Mejía como secretaria general de Unasur es la evidencia de que Colombia es un país con el cual se puede trabajar, avanzar para la integración y el diálogo.

¿Cuál va a ser la principal tarea de María Emma Mejía?

Ella lo va a definir siendo secretaria general. Ahora está terminando una gira por todos los países y hablando con los presidentes, viendo las prioridades de cada uno. Creeríamos que el tema de infraestructura física es realmente importante para la integración. Más que discursos tienen que ser obras y hechos reales. Con una carretera se avanza mucho más que con siete reuniones.

La próxima semana será la Asamblea Extraordinaria de la OEA en Washington. ¿Ese día se sellará el retorno de Honduras a la organización?

Sí. Ya en la Asamblea del 5 de junio en El Salvador, Honduras participará como miembro.

Usted aprovechará su estadía para reunirse con Hillary Clinton. ¿Van tratar el tema del TLC que de nuevo está en el limbo?

Seguramente estará en la agenda. Repito: hemos cumplido, hicimos una hoja de ruta y la venimos ejecutando. Ahora la decisión está del lado de ellos.

El mes pasado Colombia presidió el Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Cuál es el balance?

Escogimos el tema de Haití porque no queríamos que la situación de Medio Oriente lo opacara. Fue muy positivo, estuvo el presidente René Préval, el expresidente Bill Clinton y el secretario general, Ban Ki-moon, así como siete cancilleres de la región. Esa fue la demostración de que a la región le importa Haití y tenemos que seguir trabajando para que cambie la condición de vida de los haitianos.

El presidente de la Autoridad Palestina anunció que en septiembre podría poner a consideración de la Asamblea General de la ONU su reconocimiento como Estado, ¿cuál será la postura de Colombia?

Vamos a seguir manteniéndonos en la misma posición. Vemos con muy buenos ojos la aspiración  de Palestina, pero no pensamos que el simple reconocimiento de su Estado vaya a solucionar la situación. Reconoceremos el Estado palestino cuando se logre un proceso de paz.

¿Cómo va el proceso de extradición de la exdirectora del DAS, María del Pilar Hurtado?

Todavía no me ha llegado el pedido de la Fiscalía.

¿En qué consiste la asesoría que el juez español Baltasar Garzón vendrá a dar al país?

Él llega en pleno proceso de la Ley de Justicia y Paz. Seguramente como la OEA sigue trabajando en el tema, y él viene por esa organización, se enfocará en esta materia. Creo que si una persona externa ve nuestro trabajo, puede ayudarnos a mostrar mejor los resultados. Todo nace de un argumento que le dijo el fiscal Luis Moreno Ocampo al presidente: “Colombia hace mucho más de lo que  cuenta. Los avances son mayores y hay una serie de adelantos que no los tienen otros países y ustedes, por estar metidos en su tema, no son conscientes de eso”.

Colombia también se ha mostrado interesado en los mercados asiáticos, ¿Cómo va ese proceso?

Abrimos una embajada en Indonesia, donde estamos a la espera del beneplácito. En julio estará lista la de Turquía y también la de Emiratos Árabes. Vamos a inaugurar oficinas comerciales en conjunto con Chile en Estambul y Singapur, y estamos abriendo otra en Shanghái que sirva también de consulado. En agosto todo tiene que estar abierto.

¿Y el interés por ingresar a la Asia- Pacific Economic Cooperation (APEC)?

APEC está en una moratoria de recibir nuevos miembros desde hace varios años. Perú y Chile nos han apoyado para que se levante y así Colombia pueda entrar. Esto puede pasar en la cumbre de noviembre en Hawái, pero no es seguro. Hemos designado a la embajadora en Japón, Patricia Cárdenas, para que haga todos los avances necesarios con los países asiáticos donde no tenemos embajada.

Al mismo tiempo se están tramitando algunos TLC con países asiáticos.

Eso va bien aunque ha habido  problemas. Como en cada TLC hay un sector perjudicado que hace toda la presión posible. Estamos empezando uno con Turquía, la semana entrante llega una delegación para iniciar las negociaciones. Con Japón seguramente vamos a iniciar otro.

El gobierno ha sido criticado por tener embajadores investigados, como Jorge Visbal en Perú; Mario Montoya en República Dominicana o César Mauricio Velásquez, en el Vaticano. ¿Han pensado en hacer cambios?

Mientras sólo haya una investigación preliminar, el Gobierno asume la presunción de inocencia. El día que se abra una investigación formal por cargos, es otra cosa.

La Cancillería se ha propuesto reducir el número de nombramientos políticos en embajadas, ¿cómo va la reforma a la carrera diplomática?

De momento la estamos fortaleciendo porque mientras no se tenga un equipo idóneo, lo suficientemente grande, ¿para qué ampliar el porcentaje de embajadores de carrera? Entonces decidí ampliar la base de la carrera diplomática. Antes ingresaban más o menos diez personas, ahora están entrando 35. En la medida en que la carrera se vaya reforzando se podrá ampliar  el porcentaje.

Los preparativos para la Cumbre de las Américas

El 14 y el 15 de abril del próximo año Cartagena albergará la Cumbre de las Américas y desde ya el Ministerio de Relaciones Exteriores ha destinado dos grupos de trabajo, uno para la parte temática y otro para la logística.

“Estamos trabajando con la ciudad para que Cartagena esté lista para albergar aproximadamente a 9.000 personas de la sociedad civil y los gobiernos. Por otro lado, los embajadores Jaime Girón y Alejandro Borda están a cargo de la parte temática. El gran tema es la década de las Américas y socios para la prosperidad, que es cómo todo el continente puede unirse en torno a la prosperidad”, afirmó la canciller María Ángela Holguín.

De momento, todos los esfuerzos están centrados en discutir los temas con la sociedad civil y los gobiernos: “Se está trabajando con diferentes think tanks. Por Colombia está Fedesarrollo, por Estados Unidos está Interamerican Dialogue”, sostuvo.

  • 148
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Hijo de Arnold Schwarzenegger acapara miradas en la alfombra roja
  • Dormir mal contribuye al aumento de peso
  • Se ampliarían periodos de Procurador, Fiscal y Contralor

Lo más compartido

  • Tras más de un año de sequía, la lluvia volvió a La Guajira
  • "Si quiere llamarme alarmista hágalo"
  • Medellín y Santiago de Chile, las mejores ciudades para vivir en Latinoamérica
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio