Publicidad
El Mundo 23 Ene 2013 - 10:00 pm

Juan Daniel Jaramillo explica las razones detrás de su renuncia

'El término juicio histórico es delicado'

El hoy exasesor de Colombia en la revisión del fallo de la CIJ con Nicaragua dice que se va con un sabor dulce. Asegura que el Gobierno está muy compenetrado con la exigencia de defender a Colombia y su territorio.

Por: Redacción Internacional
  • 23Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/el-termino-juicio-historico-delicado-articulo-398476
    http://tinyurl.com/ah8vpks
  • 0
insertar
Juan Daniel Jaramillo fue nombrado asesor jurídico de Colombia ante La Haya después de que ese tribunal le entregara a Nicaragia una porción de mar que antes era colombiano. / Cortesía ‘Semana’

 

Luego de revelar la carta de renuncia que le envió al presidente Juan Manuel Santos, Juan Daniel Jaramillo, hoy exasesor del Gobierno colombiano en la revisión del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), sobre el diferendo limítrofe con Nicaragua, asegura que sale con un sabor dulce y que pronto se verán los resultados del trabajo juicioso que realiza dicha comisión de expertos.

¿Qué pasó desde que la Cancillería emitió el comunicado diciendo que usted se quedaba en el grupo y el momento en que decide renunciar?

Hice saber a la canciller Holguín mi inconformidad con las palabras del ministro del Interior, Fernando Carrillo, en las cuales se refería a un juicio histórico como objetivo del grupo de abogados. Acepté formar parte de este grupo porque nuestra función asignada fue analizar el fallo y generar un grupo de alternativas sólidas y realistas que aseguraran un conjunto de derechos de Colombia en la zona en disputa. Jamás se habló de bitácoras o juicios históricos. La canciller me aseguró que la función era la acordada inicialmente sin cambio de ninguna naturaleza después de consultar con el presidente. Sin embargo, recibí después una comunicación, vía correo electrónico, del ministro del Interior en la cual repite que nuestro trabajo es clave para el juicio histórico en relación con San Andrés. La lógica no me presentaba otra opción que renunciar, pues lo acordado era cosa distinta. Con anterioridad había buscado comunicarme con el ministro Carrillo, poco después de la emisión del fallo de la CIJ y conformado el grupo con el fin de buscar percepciones directas suyas sobre la situación en el archipiélago en sus repetidas visitas. En nuestros contactos directos con la firma Volterra Fietta, atendiendo instrucciones del Gobierno, se plantearon interrogantes que gravitaban en la órbita funcional del ministro del Interior. Al no haber sido posible esta comunicación, los informes del doctor Joaquín Polo, miembro del grupo, y otras personas vinculadas cumplieron esa función, pero la opinión del ministro habría sido especialmente valiosa.

¿Ha tenido contacto con la canciller tras la presentación de la carta?

Desde luego, varias veces. Ella hizo lo que le correspondía con exceso de diligencia. Y seguiré hablando con ella.

Dentro del grupo de abogados, ¿alguien más comparte su incomodidad?

Esto debería preguntárselo a ellos.

¿Cómo fue el trabajo desde que se creó la comisión?

Altamente profesional. Se acordó una metodología de trabajo y unos cronogramas provisionales. Hicimos un esquema de división y participación de funciones. A mí me correspondió ser el enlace con la firma Volterra Fietta, después de una sesión inicial de trabajo que tuvimos la canciller Holguín, el abogado Volterra Fietta, en presencia del embajador Gustavo Adolfo Carvajal, en la ciudad de París. En la firma Volterra Fietta, oficina de consultoría y gestión legal de la más alta reputación global, iniciamos labores con varios días de jornadas extendidas de trabajo con la participación de seis abogados especialistas en derecho internacional, los socios directores Robert Volterra y Stephen Fietta, y Andrea Jiménez, excelente funcionaria de carrera de la Cancillería. El paso inicial es la concreción rápida del estado de la cuestión aunque las evaluaciones preliminares en que trabajamos los doctores Volterra y Fietta ya le han presentado al presidente y a la canciller un catálogo inicial de soluciones eventuales. Todos caminos muy atractivos en los que deberán trabajar ahora y en el más breve término ese conjunto de casi 15 abogados que trabajan sin descanso en este tema. El trabajo ha sido ya importante y lo será en un futuro inmediato.

¿Qué le ha incomodado dentro de todo este proceso?

Mucho más de lo que me ha agradado, desde luego. Para comenzar, estamos dentro de un marco adverso que empieza a politizarse de manera inconveniente. Me incomoda la falta de profundidad y análisis de muchos periodistas. Hace unos días advertí a una columnista de El Espectador, por ejemplo, decir que nadie se ocupó nunca ni supo nada del tema, que para qué nos quejamos. Yo le pediría que hable por ella misma, por su propia dejadez intelectual y desinterés patriótico, porque el tema ocupó con toneladas de tinta el análisis de muchos periodistas serios y académicos disciplinados.

Le cito nombres, sin hacer distinción de su perfil académico o periodístico: Alfonso López Michelsen, Germán Cavelier, mi maestro, padre del derecho internacional colombiano, Alberto Lozano Simonelli, Carlos Villalba Bustillo, Jaime Pinzón López, Carlos Salgar Vargas, Eric Tremolada, Roberto Posada García-Peña, María Isabel Rueda, Alberto Abello, Ricardo Abello, cerca de cinco en la prensa de provincia. Entonces lo que ha habido es desidia de un gran sector de la prensa y la academia que, aunado a un Congreso que no sabe qué es el control político y de gestión de los gobiernos, dejó que llegáramos a esta situación.

¿En qué momento empezó a primar la política?

En ninguna parte digo en mi carta que empezó a primar la política. Extiendo la advertencia muy respetuosa de que esta etapa tan delicada debe estar insulada de la política y, según este postulado, su dirección debe corresponder de manera exclusiva al jefe de la Cancillería como agente del presidente de la República. Es que repito, en esta etapa post-sentencia, donde disponemos no únicamente de los recursos de interpretación y de revisión, sino de una verdadera caja de herramientas para salir a implementar
la creatividad jurídica sólo puede primar el rigor profesional. Se acusa a un nuevo derecho de ser responsable  a través del criterio de equidad, pero la respuesta debe estar basada también en un nuevo derecho de respuesta, creativo y fértil, donde dejemos claro que la primacía la tienen los derechos humanos y el entorno ambiental. Hay un mundo postmoderno listo a escucharnos.

Usted denuncia la realización de una bitácora con miras a un juicio histórico. ¿Quién está realizando dicha bitácora?

No denuncio la realización de ninguna bitácora. Para comenzar, esta feria de metáforas y símiles en que se envuelven en su lenguaje florido los funcionarios oficiales son aquí inconvenientes. En derecho, las cosas tienen que ser llamadas por su nombre. Una bitácora es un registro de los incidentes de navegación de una embarcación y es regla consuetudinaria que se haga a diario. Si usted traslada esta noción de bitácora a la hechura de lo que ha pasado en la disputa con Nicaragua, se tendría que Colombia se va a poner a hacer una bitácora, anotaciones diarias, de lo que ocurrió durante muchos lustros. Esto no se puede hacer, ni Colombia ni nuestro grupo de abogados lo ha hecho ni el presidente Santos ni la ministra Holguín han dado instrucciones para hacerlo. Se estudia una debida diligencia que, como lo dije en mi carta de renuncia, es un procedimiento técnico que busca recopilar cronológicamente la actuación, buscando hacer sentido de ella y ligando cada actuación, además, a la instrucción que le dio origen, en el caso de los procesos internacionales públicos.

¿A qué se refiere cuando dice que no ejerce la política ni administración de políticos?

En los juicios históricos, como ocurrió por ejemplo tras la Segunda Guerra Mundial, el componente político prima, hay una justicia de vencedores sobre vencidos y puede llegarse a extremos como los famosos juicios albaneses, donde al jurado, sentado en las tribunas de un estadio, le preguntaba el juez, siempre vociferante: ¿culpable o no culpable? El reo generalmente culpable, según el guiño del ojo del juez, desfilaba en segundos al cadalso. Entonces, el término juicio histórico es muy delicado. Aquí se trata de llevar a cabo una humilde, pero dispendiosa diligencia debida, lo que hacemos los abogados no los políticos ni los administradores de políticos, para que salga la verdad. De esa verdad procesal pueden salir interpretaciones, pero esa no es función del abogado ni de quien ordena la debida diligencia.

¿En qué queda el proceso, en dónde lo deja?

Esto sigue con gente muy brillante y con un presidente y una canciller compenetrados con la exigencia de defender a Colombia y su territorio. Es lo que pude ver en estas semanas. Estudio, análisis, deseo de entender y proyectar la situación.

¿Qué perspectivas tiene Colombia frente a la apelación del fallo de la CIJ?

No hay apelación del fallo. La CIJ prevé un recurso de interpelación y otro de revisión, y ya se empieza su estudio. Pero se lo digo al irme: la estrategia colombiana es omnicomprensiva. Hay por lo pronto una disputa y un fallo. El equipo que trabaja en esto no sólo tendrá que hacer un gran ejercicio académico y práctico basado en derecho tradicional, sino estimular la creación de nuevo derecho. El caso Nicaragua-Colombia es, en muchos aspectos, sui géneris, también lo es la sentencia. La respuesta que tiene Colombia con seguridad lo será. Se busca asegurar un entorno de permanencia de derechos humanos, de prevalencia de una estructura ecológica milenaria, y de una seguridad que interesa a la región. Son todas variables que tendrán que encontrar su lugar en el esquema que se diseñe.

¿Con qué sabor se marcha?

Muy dulce, sobre todo si se tiene en cuenta que tuve que trabajar con ese ser encantador que es María Ángela Holguín, donde no sabe uno qué hay más: encanto o inteligencia. Un exalcalde de Bogotá, amigo mío del corazón, me mandó un e-mail a París diciéndome: “¡París, por esta época maravilloso y con María Ángela doblemente maravilloso!”. Dulce haberme reecontrado con viejos amigos y colegas. Agrio, el tratamiento que a este asunto dio el ministro del Interior, pues de resto queda un breve pero amable episodio.

¿Y sigue en el servicio público?

Me permite aclarar el rumor de que mi salida se debió a recelos con el nombramiento de Carlos Gustavo Arrieta como agente en al caso Colombia-Ecuador en la CIJ. Si de estar trabajando en la CIJ se trata, dentro de todo esquema el Gobierno sugirió mi presencia como embajador en La Haya y di un rotundo no. De un mandatario recibí hace algunos años, sendas ofertas ministerial y de embajada y dije no. No soy muy apegado a los despachos oficiales, porque soy demasiado crítico y mi temperamento es muy corto, explota rapidito.

 

Renuncia “lamentable”

La senadora Alexandra Moreno Piraquive, de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores del Senado, afirma que la “lamentable” renuncia de Jaramillo se da “por imprudencias como las del ministro del Interior, Fernando Carrillo. El Gobierno debe entender que no debe caer en estos juegos de otros políticos, sino mantener aislado a este grupo para que se concentre en su labor. La situación es consecuencia de las peleas infructuosas entre Uribe y Santos, que perjudican a los colombianos y a los sanandresanos”. De otra parte, y en diálogo con este diario, el internacionalista Rafael Nieto Navia, integrante del grupo asesor al que pertenecía Jaramillo, lamentó su salida y aseguró no tener conocimiento de los “roces” con el ministro, pues se encontraba fuera del país. “Lo que yo sé es que estamos trabajando para analizar los efectos del fallo de la CIJ y las posibilidades jurídicas frente a la sentencia”.

 

 

Relacionados

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 8
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

  • Bogotá Sep 7 - 11:28 am

    Las pruebas de Sergio

    Las pruebas de Sergio
  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
8
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

fmt

Dom, 02/03/2013 - 15:33
"Interpelacion y Revision" No cambia el Fallo. Santos diga la verdad. Nicaragua ya lleva 2 meses ejerciendo soberania y la pesca. Santos Pillin!
Opinión por:

lealtadIII

Jue, 01/24/2013 - 11:57
JAJAJAJAJAJJAJJAJJAJAJJJJAAJAAA, ESTE ES EL COLMO, YA SANTOS REGALO A NICARAGUA EL MAR QUE NOS PERTENECIA Y AHORA QUIERE LEVANTAR UNA CORTINA DE HUMO, PARA QUE LO ELIGAN PARA EL PROXIMO PERIODO PRESIDENCIAL CON EL TEMA DE LAS ISLAS. DONDE ESTA EL DINERO QUE PROMETIO A LOS DE SAN ANDRES Y PROVIDENCIA?,PERO SI TIENEN DEMASIADO DINERO PARA INVERTIR EN FIRMAS DE ABOGADOS QUE VAN A DECIR LO MISMO COLOMBIA PERDIO SU MAR Y RECUERDEN LAS PALABRAS DE LA CANCILLER CUANDO DIJO "LA CIJ ES MUY SABIA PARA ESTAS DESICIONES" HAY ESTA LOS POLITIQUEROS MENTIROSOS.
Opinión por:

i...

Jue, 01/24/2013 - 08:46
Una puta es más seria que Colombia, arreglado el precio y consumado el acto no hay reclamo que si se quedó, o no, satisfecho. Muy rudo lo que dije, pero eso pasó, los dos países hicieron un PACTO y se reafirmaron en que era INAPELABLE, y no digo más porque nuestros impuestos no están para despilfarrarlos, literalmente tirarlos al mar.
Opinión por:

Memoria de Pollo

Jue, 01/24/2013 - 10:27
Al menos lea el artículo.
Opinión por:

paperez50

Jue, 01/24/2013 - 07:44
Ministro Carrillo nuevo sacrificado de la porquería Santos... ¿Será que este ministrico actuaba por interés o impulso propio? El "juicio histórico" para sacarle el cul... al problema es típico de una personalidad enfermiza y limitada como la de Santos
Opinión por:

Dreyfus

Jue, 01/24/2013 - 07:13
Si ha hecho varios reportajes en los cuales hace juicio histórico en defensa de Santos y la bella Canciller. ¿de qué se queja ahora este lagarto?
Opinión por:

fmt

Mie, 01/23/2013 - 23:29
"NO HAY APELACIÓN DEL FALLO"
Opinión por:

Memoria de Pollo

Jue, 01/24/2013 - 10:28
Pero hay interpelación y aclaración.
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio