Exagentes del Servicio Secreto se estarían arrepintiendo de renunciar

Consideran que su conducta no justifica el escándalo.

Algunos exintegrantes del Servicio Secreto de Estados Unidos vinculados con el escándalo sexual generado en Cartagena, estarían pensando en revertir su renuncia y luchar por mantener su puesto de trabajo, según señala un artículo publicado en The Washington Post.

Según el diario, los agentes renunciaron por la presión mediática que generó el escándalo, sin embargo están pensando en solicitar el reintegro ya que “toleraron comportamientos similares de altos funcionarios de la Casa Blanca" durante otros viajes. 

El escándalo en Cartagena sería solamente la punta del iceberg. 

The Washington Post, citando a personas cercanas a los exagentes del servicio secreto, agrega  que los exfuncionarios, en su afán de mantener su trabajo, podrían revelar nombres de altos empleados del gobierno, que durante los viajes presidenciales incurrieron en prácticas sexuales que no fueron de público conocimiento.

“Por supuesto que ha ocurrido antes” indicó uno de los agentes que no está implicado en el escándalo y agregó que el hecho trascendió "sólo por que el personal de la embajada fue alertado.