Honduras nombra comisión para investigar escándalo en su Embajada en Colombia

Esta deberá presentar un informe el próximo lunes al Canciller para "determinar las acciones que el caso amerite".

El canciller hondureño, Arturo Corrales, nombró una comisión para investigar el escándalo en la embajada de su país en Bogotá, donde el pasado 20 de diciembre se realizó una fiesta con prostitutas.

Corrales "ha nombrado una Comisión Investigadora con la finalidad de recibir, recopilar y constatar la información pertinente sobre el hecho suscitado", indicó la Cancillería hondureña en un escueto comunicado.

La Comisión trabaja para "recibir la información necesaria y evaluar lo sucedido, a la luz de las normas de derecho internacional y la Ley del Servicio Exterior de Honduras", agrega la nota.

La Policía de Colombia busca a dos supuestas prostitutas que el 20 de diciembre pasado asistieron a una fiesta improvisada en la embajada de Honduras en Bogotá y al parecer robaron dos computadoras de esa sede diplomática, según la prensa colombiana.

El coronel de la Policía José Baquero dijo que el hondureño Jorge Mendoza, quien es chófer personal del embajador de Honduras en ese país, Carlos Humberto Rodríguez, "realizó una fiesta dentro de la Embajada de Honduras" durante la cual "le hurtaron dos computadoras portátiles".

En la fiesta, según el diario hondureño El Heraldo, hubo "licor y prostitutas", quienes habrían sustraído de la Embajada "el computador" de la ministra consejera en Asuntos Económicos, Stephanie Canahuati, "en el que guardaba documentos de seguridad nacional".

Las investigaciones de la Comisión hondureña "buscan hacer prevalecer los intereses nacionales y los del Estado receptor, la República de Colombia", subraya el comunicado.

La Cancillería de Honduras no precisó quiénes integran la Comisión, que el próximo lunes presentará un informe a Corrales, para "determinar las acciones que el caso amerite".