Kerry no quiere irse de Oriente sin reanudar diálogos entre Israel y Palestina

El secretario de Estado norteamericano se reunirá nuevamente con Mahmud Abas.

El secretario de Estado norteamericano y el presidente palestino
El secretario de Estado norteamericano y el presidente palestinoAFP

El secretario de Estado norteamericano John Kerry se reunirá este viernes con el presidente palestino, Mahmud Abas, en un último intento para reanudar las negociaciones de paz israelo-palestinas.

"Kerry irá a las 3pm a Ramala para reunirse con Abas", declaró a la AFP este responsable que pidió el anonimato.

Por la mañana, el jefe de la diplomacia estadounidense se reunió en Ammán, la capital de Jordania, con el negociador palestino Saeb Erakat.

El jueves, los esfuerzos de Kerry sufrieron un revés cuando el Consejo Revolucionario del Fatah, el movimiento que dirige el presidente palestino Mahmud Abas, pidió cambios en el proyecto de negociaciones.

"La mayoría de movimientos rechazaron las propuestas de Kerry para retomar las negociaciones con Israel", dijo el jueves el diputado independiente Mustafá Barghuthi, tras una reunión del Comité ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), del Comité Central del Fatah, de los líderes de formaciones de la OLP y otros grupos independientes.

Kerry llegó el martes a Ammán para su sexto viaje a la región desde febrero y se reunió varias veces con el presidente palestino Mahmud Abas y los responsables árabes.

Kerry reconoció en un comunicado que "hay puntos de vista muy arraigados" que dificultan las negociaciones, en punto muerto desde 2010, aunque el departamento de Estado dijo que no tenía intención de aplazar su vuelta a Estados Unidos prevista el viernes.

Contrariamente a sus giras anteriores, en las que también estuvo en Jerusalén, esta vez Kerry se quedó en Jordania y no se reunió con el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, aunque habló con él por teléfono.

Mahmud Abbas pone como condición para reanudar las negociaciones el cese total de la colonización y que se tomen como base de negociación las fronteras anteriores a la ocupación israelí de los Territorios Palestinos en 1967, durante la Guerra de los Seis Días.

Pero Netanyahu reclama una negociación sin condiciones previas y sólo está dispuesto a gestos de buena voluntad, como la liberación de prisioneros o el cese parcial de la colonización.

El miércoles, el secretario de Estado había señalado con prudente optimismo que estaba logrando progresos tras el apoyo a sus del jefe de la Liga Árabe Nabil al Arabi y de altos diplomáticos del Golfo.

Pero luego tuvo que reconocer que persistían las diferencias entre "el lenguaje". Un alto responsable del Fatah dijo que el partido quería cambios, a los cuales Abas había accedido.

Este anuncio tuvo lugar después de dos rondas de intensas conversaciones entre Kerry y Abas.

El jueves, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió al primer ministro israelí Benjamin Netanyahu que reanudase las negociaciones con los palestinos "lo antes posible", señaló la Casa Blanca.

Poco antes, el Departamento de Estado norteamericano había reconocido que era improbable que Kerry pudiera anunciar un avance.

"Actualmente no hay planes para anunciar una reanudación de las negociaciones", declaró la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki.

La visita de Kerry coincide con el rechazo de Israel a la decisión de la Unión Europea de excluir los territorios palestinos de sus programas de cooperación con el Estado Hebreo.

La nueva directiva europea pondrá fin a partir de 2014 a las subvenciones y ayudas europeas a todas las organizaciones y empresas israelíes que trabajen en los territorios ocupados palestinos por Israel en 1967.

Durante la visita de Kerry, dos cohetes lanzados desde la franja de Gaza, controlada por el Hamas, opuesto a las, fueron lanzados contra territorio israelí sin causar víctimas ni daños materiales, indicó la policía.