Lobby de armas de EE.UU. dice que bloqueará plan para prohibir armas de asalto

Joe Biden, se reunió la semana pasada con representantes de la NRA como parte de una investigación con el objetivo de revisar las políticas sobre armas

El presidente del principal grupo del lobby de las armas de Estados Unidos dijo este domingo que su organización tiene suficiente apoyo de los legisladores para bloquear un plan para prohibir las armas de asalto y la venta de cartuchos de gran capacidad.

David Keene, presidente de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), dijo al programa de CNN "State of the Union" que esas propuestas no serían aprobadas, a pesar de la indignación generalizada a raíz del reciente tiroteo en una escuela en Connecticut (noreste) donde murieron 20 niños y seis funcionarios.

"En este momento lo tenemos", respondió Keene, al ser consultado si la NRA tenía suficiente apoyo en el Capitolio para derrotar las propuestas para prohibir los rifles de asalto, aunque reconoció que el presidente Barack Obama parecía determinado a revisar la legislación actual sobre armas.

"Cuando un presidente utiliza todo el poder del cargo, si está dispuesto a gastar el capital político, mas vale no hacer predicciones y apostar su casa en el resultado", dijo."Pero yo diría que la probabilidad es que no serán capaces de obtener una prohibición de los rifles de asalto con este Congreso", agregó.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, se reunió la semana pasada con representantes de la NRA como parte de una investigación con el objetivo de revisar las políticas sobre armas, y se comprometió a entregar a Obama una serie de recomendaciones el martes.

Tras reunirse también con organizaciones de caza, grupos de apoyo a víctimas de violencia armada y especialistas en salud mental y en aplicación de la ley, Biden dijo que todavía no había tomado una decisión sobre las políticas a implementar.

El 14 de diciembre, 26 personas fueron asesinadas por un joven que portaba un rifle de asalto de estilo militar AR-15 en la escuela primaria Sandy Hook, en Newtown.

Biden dio a entender que la Casa Blanca está considerando la posibilidad de establecer controles universales de antecedentes para los compradores de armas y restringir la venta de cartuchos de municiones de gran capacidad, ya sea a través de nuevas leyes o de órdenes ejecutivas firmadas por Obama.

Keene, sin embargo, dijo que creía que hay suficientes legisladores que apoyan el derecho a portar armas, consagrado en la Segunda Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, para que la NRA pueda bloquear un plan para prohibir las armas de gran capacidad.

"No creo que al final vayan a conseguir eso tampoco", dijo Keene en referencia a la demanda de una restricción en la venta de cartuchos de municiones para ese tipo de armas, como los que fueron utilizados por el tirador de Connecticut y en otros tiroteos recientes en el país.