Con los ojos puestos en La Habana

En las elecciones del domingo, el chavismo aspira a ganar siete Estados, hoy en manos de la oposición. Miranda, la joya de la corona.

Jornadas de vigilia por la salud del presidente Chávez se hacen en todo el país./ AFP
Jornadas de vigilia por la salud del presidente Chávez se hacen en todo el país./ AFP

Aunque no participó en las campañas para las elecciones regionales de este domingo en Venezuela por su delicado estado de salud, la figura de Hugo Chávez puede ser definitiva en los resultados. Desde el día que reconoció por primera vez una posible ausencia definitiva del poder, dicen analistas, el panorama electoral en el país cambió.

Este 16 de diciembre los venezolanos elegirán a 23 gobernadores. El Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ha enfilado sus baterías para ganar en los Estados de Amazonas, Carabobo, Lara, Miranda, Nueva Esparta, Táchira y Zulia, ahora en poder de la oposición. Y la salud de Chávez puede resultar clave, para que consigan el objetivo.

“Nuevamente el factor presidencial ha marcado la campaña y al día siguiente de que el propio Chávez informara de su recaída el sábado, los candidatos del PSUV o de partidos afines dijeron que el agravamiento de la salud del gobernante los entristece, pero a la vez aumenta el favoritismo electoral a su favor”, explica Mariela Medina, analista venezolana.

La oposición lo sabe, por eso el excandidato presidencial Henrique Capriles, hoy gobernador de Miranda y quien aspira a ser reelegido, lo dijo durante el cierre de su campaña: “¿El domingo hay que votar, para que el presidente se recupere? Lo que le está pasando al presidente, ¿qué tiene que ver con la elección?”. Pero los venezolanos no hacen la diferencia y hoy siguen manifestando su cariño y apoyo al presidente en oraciones que se multiplicaron por todo el país. “Lo estamos esperando presidente, no demore, el pueblo lo necesita”, se leía en una sábana gigante colocada en una céntrica plaza caraqueña.

Elías Jaua, exvicepresidente de Chávez y candidato a la gobernación de Miranda, también nombró al convaleciente presidente en todos sus discursos e incluso les pidió a los venezolanos votar masivamente y ofrecerle el triunfo. “Estamos tristes, el pueblo está triste, pero al chavismo no lo inhabilita la tristeza; al contrario, en los momentos de mayor tristeza, el chavismo crece y se fortalece”, dijo Jaua.

Mientras tanto, desde La Habana siguen surgiendo versiones sobre la difícil recuperación que atraviesa Chávez. Según The Wall Street Journal Americas, “la última operación sugiere que las probabilidades de que el mandatario sobreviva se están reduciendo...”. El presidente de Bolivia, Evo Morales, aliado político y amigo del presidente llegó a La Habana “de emergencia” para acompañarlo.