Publicidad
El Mundo 10 Jul 2013 - 10:00 pm

Hermanos Musulmanes, en la mira

Los ojos puestos en los "radicales"

La agitación política en las calles de Egipto se ha convertido en cotidianidad.

Por: Redacción Internacional
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/los-ojos-puestos-los-radicales-articulo-432951
    http://tinyurl.com/mnkz9rp
  • 0
insertar
Una mujer, seguidora de los Hermanos Musulmanes, protesta en las calles de El Cairo. / AFP

Desde que las Fuerzas Armadas destituyeran al presidente, Mohamed Mursi, las manifestaciones de apoyo al golpe militar y las protestas de los seguidores del exmandatario se han hecho usuales, lideradas principalmente por los Hermanos Musulmanes. La violencia tiene brotes esporádicos, pero ninguno como el del lunes, cuando murieron 51 personas y 435 resultaron heridas. La hermandad musulmana denunció el hecho como una masacre perpetrada por los militares que custodiaban la Guardia Republicana en El Cairo. Allí permanece preso Mursi y allí también sus simpatizantes acudieron a protestar.

La versión oficial dista mucho de la de los Hermanos Musulmanes, el movimiento al que Mohamed Mursi pertenece. De hecho, la Fiscalía ordenó el arresto de Mohamed Badie, el máximo líder de la hermandad, a quien acusan de haber promovido la violencia entre los manifestantes y haber ordenado el ‘ataque’ que dejó como saldo trágico los 51 muertos. Con Mursi preso, Badie, con pedido de captura y la orden castrense de impedir la salida de Egipto de quienes fueron funcionarios de el presidente depuesto, resulta inevitable ligar la crisis actual a la intención de quitar cualquier tipo de poder a los Hermanos Musulmanes.

La hermandad fue creada en 1928 por Hassan el Banna bajo el lema “El Corán es nuestra constitución y el profeta nuestro jefe”. Su doctrina de la sharia los ha catalogado históricamente dentro del islamismo radical, al punto que el movimiento ha servido de modelo a proyectos como la Revolución iraní de 1979 que terminó con el ayatolá Jomeini en el poder. Además, sus posturas religiosas y políticas han sido reivindicadas por movimientos yihadistas, al punto que Washington llegó a catalogar a los Hermanos Musulmanes como una agrupación terrorista.

Las protestas, que se originaron justo un año después de que Mursi llegara el poder, rechazaban una “islamización” del Estado y señalaban que todos los integrantes del gobierno eran más que fichas para este proyecto. En cualquier caso, el trabajo realizado por la hermandad en los años previos, en los que se enfocaban en prestar asistencia social (salud, guarderías, educación) allí donde el Estado no podía llegar, parecieron darles réditos cuando llegaron al poder en cabeza de Mursi.

Ahora resulta llamativo que las grandes potencias de Occidente, que elevaron críticas al anterior gobierno de Hosni Mubarak y respondieron afirmativamente a la revolución y al posterior empoderamiento de Mursi, hayan guardado distancia de la realidad actual. Ni siquiera se han referido a la crisis como “un golpe de Estado”, mientras Mohamed Badie y el propio Mursi —antes de ser capturado— han dicho que están dispuestos a dialogar con sus adversarios políticos. Los Hermanos Musulmanes se quejan de su desmantelamiento.

 

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 2
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio