Maduro aprovecha su lapsus "millones y millonas" y habla de "libros y libras"

El gobernante admitió en una alocución televisada que se valió de la "trampita".

AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo que actuó deliberadamente al hablar de "libros y libras", para obtener la misma atención que logró con sus recientes lapsus sobre "millones y millonas" y la "multiplicación de los penes".

El gobernante admitió en una alocución televisada, en un acto dominical callejero de su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que se valió de la "trampita" para que los medios de prensa nacionales informaran de que su Gobierno repartirá gratuitamente desde mañana 35 millones de libros en los colegios públicos.

"Como ellos (los medios opositores) se la pasan pendientes de lo que yo digo y (como) hay una derecha estúpida -me perdonan los estúpidos que merecen respeto- que tiene invisibilizado el hecho histórico de que mañana vamos a entregar 35 millones de libros", entonces habló de "libros y libras" a manera de anzuelo, explicó.

"¿Ustedes han visto esa información en algún lugar?", preguntó Maduro a sus seguidores y tras la respuesta negativa admitió: "Yo lancé una trampita y cayeron algunos, lástima que no todos. Yo ayer dije que vamos a entregar 35 millones de libros y libras".

"Los más estúpidos sacaron el vídeo por Twitter. Bien bueno, porque tienen que ver cuando digo que entregaremos gratuitamente 35 millones de libros y de libras (...); por el odio que tienen a la patria y el desprecio al pueblo, se niegan a ver y yo estoy obligado a buscar formas" de comunicar la labor gubernamental, dijo.

El gobernante sostuvo que fue una "carnada positiva" para "llevar la verdad a las mentes que están oscuras, apagadas y llenas de odio y de desprecio y de racismo contra mi".

Aludió con ello a burlas, insultos y descalificaciones que recibe en su cuenta en la red social Twitter, incluso por ser mestizo o por supuestamente no haber nacido en Venezuela.

"Yo estoy orgulloso de lo que soy, estoy orgulloso de mis padres, de mis abuelos, de mi color de hombre mestizo, orgulloso de haber nacido en Caracas y muy orgulloso de ser el presidente de todos los venezolanos y de todas las venezolanas", manifestó al respecto.

Maduro llegó al acto del PSUV en el centro de Caracas tras recorrer en bicicleta un trayecto de unos 8 kilómetros, en compañía de varios de sus ministros y otros dirigentes de su partido.

"Lo recorrimos muy rápido, yo sentí que fue muy rápido (...) y como venía hablando con Jorge (Rodríguez, alcalde de Caracas) solté el volante y nos estrellamos, pero así como nos estrellamos nos levantamos, muertos de la risa. El que se caiga que se levante y el que se levante que siga pa'lante (para adelante)", remató.

Maduro dijo el mes pasado, en dos "lapsus linguae" aprovechados por sus opositores para ridiculizarlo, que su Gobierno cuenta con el respaldo de "millones y millonas", a los cuales pidió en otro acto público ser solidarios con el prójimo y actuar como Cristo cuando la "multiplicación de los penes" (en vez de la multiplicación de los panes).