Maduro: EE.UU. se está preparando para la tercera guerra mundial

El mandatario reiteró su rechazo a la intervención armada en Siria.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE
Nicolás Maduro, presidente de Venezuela. Foto: EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reiteró este lunes, su rechazo a la posible intervención armada de EE.UU. en Siria e indicó que ese país, "se está preparando para una tercera guerra mundial porque la crisis del capitalismo no tiene salida".

Maduro envió el domingo una carta a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en la que le solicitó que detenga sus planes de intervención en Siria y que unan esfuerzos, "más allá de las diferencias", para evitar una guerra, el primer mandatario calificó la carta como "un gesto ético, humanista que he querido dejar escrito para que nunca se olvide la posición de paz, la posición cristiana del pueblo venezolano en estos duros momentos del año 2013 para que nunca se olvide lo que fue nuestra posición de paz ante las amenazas de una tercera guerra mundial".

Así mismo, el mandatario venezolano señaló que se suma "al llamado del Papa por un ayuno mundial por La Paz, alto a la guerra contra el pueblo Árabe de Siria, no más muerte, no más guerra!!!", escribió el mandatario en su cuenta en la red social Twitter.

Ante miles de personas, congregadas en la Plaza de San Pedro para asistir el domingo a la oración del Ángelus, el papa decretó para el 7 de septiembre una jornada de ayuno y vigilia de oración, en un llamado a los fieles de todas las religiones y a los no creyentes.

El papa argentino insiste en su llamado al diálogo, oponiéndose a cualquier intervención armada en Siria, y condena firmemente el uso de armas químicas en ese país, lo cual es negado por el gobierno de Damasco. De su lado, 

En las últimas semanas, el gobernante venezolano ha criticado un eventual ataque militar en Siria, mientras la Unión de Naciones Suramericana (Unasur) condenó durante una cumbre el viernes en Surinam, "las intervenciones externas que sean incompatibles con la Carta de las Naciones Unidas".

El sábado, Obama anunció su decisión de solicitar autorización del Congreso de su país para atacar a Siria, pese a que la ONU pidió "tiempo" para presentar un informe "imparcial" y "creíble" sobre el presunto uso de las armas químicas.