Maduro se viste de Chávez

El vicepresidente venezolano acudió a la Asamblea Nacional a entregar el informe anual de Memoria y cuenta. Fue breve y anunció una nueva incorporación al gabinete de gobierno.

Nicolás Maduro (der.) entrega el informe de Memoria y Cuenta al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. / EFE
Nicolás Maduro (der.) entrega el informe de Memoria y Cuenta al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. / EFE

El vicepresidente Nicolás Maduro fue breve ante la Asamblea Nacional, respetando los alcances de su cargo: debido a la ausencia del mandatario Hugo Chávez, las funciones de su reemplazo temporal contemplaban la entrega del informe de Memoria y Cuenta a los diputados, el resumen que año a año el jefe de Estado entrega a los legisladores describiendo las acciones de su gobierno en los últimos 12 meses. Maduro cumplió literalmente: entregó el informe a Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea, pero no procedió a explicarlo como sí lo hubiera hecho Hugo Chávez. El año anterior, el presidente tardó nueve horas y 25 minutos exponiéndolo.

Apenas comenzó la corta intervención de Maduro ante los diputados, los opositores abandonaron sus sillas y el recinto. Bajo su perspectiva, era una violación más a la Constitución, en especial al artículo 237 que dice explícitamente que el informe debe ser entregado por el presidente. No obstante, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia determinara que debido a su estado de salud Chavez podría postergar su posesión –prevista para el pasado 10 de enero- la propia Asamblea concedió al mandatario un permiso de ausencia temporal. Así que Maduro debía asumir sus roles: “Estamos cumpliendo con entregar por escrito el informe y bajo sus órdenes estamos actuando", sentenció el vicepresidente.

Aunque no entró en detalles sobre el informe, Maduro aprovechó para entregar un mensaje importante: "Aquí, quiero anunciar que el presidente de la República acaba de designar ministro del Poder Popular para las Relaciones Exteriores al compañero Elías Jaua Milano". Jaua, quien en las pasadas elecciones regionales fue derrotado por el opositor Henrique Capriles como aspirante a la gobernación del estado de Miranda, fue vicepresidente hasta octubre del año anterior cuando Chávez llamó a Maduro para reemplazarlo.

El anuncio desató aplausos entre los diputados del oficialismo, Elías Jaua ha sido uno de los hombres más fuertes del chavismo durante los últimos años y ahora Chávez le otorga su respaldo. Antes de terminar su intervención Maduro recalcó que en Venezuela se está cumpliendo a cabalidad con la Constitución. El vicepresidente habló por aproximadamente 7 minutos.