Publicidad
El Mundo 1 Feb 2013 - 10:00 pm

Crece indignación por escándalo de corrupción en España

Mariano Rajoy da la cara

El presidente del gobierno español dará hoy explicaciones por las acusaciones de que supuestamente recibió sobresueldos ilegales.

Por: Redacción Internacional
  • 18Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/mariano-rajoy-da-cara-articulo-402485
    http://tinyurl.com/m3n4f5x
  • 0
insertar
Mariano Rajoy responderá a las acusaciones por corrupción. / EFE

Mariano Rajoy vive el peor momento de sus dos años de gobierno: la crisis económica no da tregua, el desempleo alcanza máximos históricos y la indignación popular amenaza con desbordarse luego de que su nombre resultara vinculado a un escándalo de corrupción que golpea al Partido Popular (PP), del que es director desde 2004. El diario El País reveló unos papeles secretos de extesoreros del PP, que dan cuenta de pagos extras procedentes de empresas privadas a la cúpula del partido, entre ellos el actual inquilino de La Moncloa.

Luego de esta publicación, las redes sociales se convirtieron en un reflejo del creciente malestar popular. En apenas 24 horas, 350.000 españoles le pidieron al mandatario que asumiera su responsabilidad y dimitiera de su cargo. Reunidas bajo etiquetas como #Rajoydimisión o #quesevayantodos, las críticas se resumen en pedir “la renuncia de la cúpula del PP”, entre ellos Rajoy, y de “todos los que hayan recibido pagos en dinero negro”.

“Ojalá viviéramos en una democracia y se pudiera revocar al Gobierno por no cumplir con su programa electoral y por casos de supuesta corrupción como este”, explica al diario El País Pablo Gallego, quien impulsa la petición en la plataforma Change.org. Este joven de 24 años explica que su iniciativa está recogiendo unas 40.000 firmas por hora, un ritmo que, de continuar, podría suponer la llegada al millón de adhesiones éste sábado.

Aunque el PP desmintió firmemente las acusaciones, asegurando que sus cuentas son “transparentes”, la oposición socialista le exigió al jefe del Ejecutivo que dé personalmente explicaciones públicas. Algo que Rajoy aseguró hará hoy mismo. Así lo anunció la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que en los doce años que lleva trabajando con Rajoy, primero en la oposición y después en el Ejecutivo, “nunca” lo vio “saltarse una norma”, porque el jefe del Gobierno “siempre ha llevado una vida recta y al servicio de los ciudadanos”.

Algo que sus críticos le achacan a su personalidad “socarrona”. Dicen que desde que se embarcó en la vida política, hace más de 30 años, Rajoy siempre ha salido bien librado de los escándalos y conspiraciones. Pero Santamaría, una de sus mejores alfiles, vuelve a la carga y lo defiende, aclarando que Rajoy “no se abre paso a los codazos, es honesto, inteligente y obsesivo”.

Hoy muchos esperan que aclare las cuentas, que sus explicaciones levanten esa sombra de duda que se ha posado sobre su gobierno, y analistas como Antoni Gutiérrez-Rubí ven una luz al final del túnel: “Mariano Rajoy, a pesar de todo, tiene una oportunidad. Quizá la única: demostrar que no ha defraudado a Hacienda. Lo que alimenta la sospecha es la duda. Resolverla con un inusual y edificante ejercicio de transparencia sería la salida más honorable. Y la que necesita el país. Se lo debe a quienes le votaron, y al conjunto de los ciudadanos a los que representa”, escribe en una columna en El País.

Pero también critica la estrategia del presidente. Dice que Rajoy ha hecho de su personalidad su forma de comunicación con “ironías campechanas, relativismos morales y políticos, silencios frecuentes, ambigüedades evasivas, muletillas socarronas, repeticiones persistentes y elipses imposibles”. Y agrega que con la crisis económica, institucional y política no hay margen para el chascarrillo simpático. “Las escandalosas revelaciones sobre presuntas economías paralelas, sobresueldos no declarados y probable financiación ilegal del PP son un tema muy grave que no podrá resolverse con silencios, evasivas o sentido del humor. Está en juego nuestra maltrecha democracia. La política gobierna sin crédito moral. Perdida la confianza ética, la legitimidad electoral se convierte en usurpación a ojos de la ciudadanía”.

Jerónimo Ríos-Sierra, analista político e investigador en ciencias políticas y sociología de la Universidad Complutense de Madrid, le explicó a El Espectador que el malestar general puede propiciar un espacio de agitación y revuelta de gran alcance, similar, si no superior, al del 15-M.

“El Partido Popular ha llevado a cabo políticas sociales que han servido para precarizar y desproteger a la sociedad civil frente al mercado laboral y las entidades bancarias con la connivencia del escenario político. Esto es, una clase política que legisla en contra de prestaciones sociales, que privatiza salud y sanidad, que reduce las pensiones pero que, en lo que a ella respecta, goza de prerrogativas y privilegios como pensiones vitalicias o planes privados que no se corresponden con la realidad”.

“El país está defraudado no sólo con el PP, sino con toda la clase política”, dice Jorge García, uno de los miles de españoles que protestan en la red.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

Publicidad
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio