Publicidad
El Mundo 5 Feb 2013 - 11:55 pm

Ola de asesinatos en las calles de la ciudad brasileña

Morir en São Paulo

En los suburbios de la ciudad policías y militares fuera de servicio libran una batalla diaria con narcotraficantes. El año pasado cien policías fueron asesinados.

Por: Francho Barón / Especial de ‘El País’
  • 4Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/morir-sao-paulo-articulo-403163
    http://tinyurl.com/b976rey
  • 0
insertar
En las calles de São Paulo se registraron 1.368 homicidios el año pasado.

Cae la noche en el suburbio Jardim Saõ Luís, en la periferia sur de São Paulo. Desde el pasado octubre, una suerte de toque de queda hace que las calles de este lugar se queden prácticamente desiertas a partir de las diez de la noche. Algunos vecinos comentan que la orden de permanecer en casa proviene de la organización criminal Primer Comando de la Ciudad (PCC), hegemónica en la capital paulista. Otros aseguran que los grupos parapoliciales que llevan meses en pie de guerra son los responsables de este oficioso estado de excepción. En cualquier caso, esta psicosis colectiva es la consecuencia directa de la oleada de asesinatos que ha sacudido sin misericordia al Gran São Paulo durante los últimos meses.

“No hace mucho estaba en esta esquina comiendo unas empanadas y de repente vi un tumulto. Cuando me acerqué, acababan de encontrar en este contenedor dos cabezas humanas”, narra Ricardo, un joven vecino de Jardim São Luís. Cada pocos metros, el muchacho se detiene para señalar una esquina, una pared, una escalera o una puerta. “Aquí mataron a uno de mis mejores amigos. Le dieron dos tiros en la cara y aún no sabemos por qué”. Las huellas de los proyectiles en las fachadas son las pruebas irrefutables de esta violencia sin fin. Al igual que venía sucediendo en muchas favelas cariocas, aquí, en la periferia paulista, también se respira la ausencia del poder público: no hay policía en las calles y las montañas de basura se acumulan en las esquinas. Las ratas campan a sus anchas.

La prensa local señala a este complejo de barrios integrado por São Luís, Capão Grande, Campo Lindo y Jardim Ângela como la zona más peligrosa de la ciudad. Aquí los asesinatos colectivos suelen reproducir el mismo guión: hombres encapuchados disparan a quemarropa con armas cortas, y entre las víctimas suele identificarse a miembros del PCC o a policías militares fuera de servicio. Las investigaciones llevaron a la conclusión (nunca de manera oficial) de que se trata de una guerra entre criminales y grupos parapoliciales cuyo origen estaría en una operación lanzada el 29 de mayo de 2012 por el Batallón de Choque ROTA (Rondas Ostensivas Tobias de Aguiar), que se cobró la vida de seis miembros de la red criminal en circunstancias poco claras. Desde la cárcel, mandos del PCC habrían dado la orden de responder a la muerte de sus correligionarios con la ejecución de varios policías militares. Desde entonces, policías y narcos se enzarzan en un enfrentamiento al margen de la ley.

“Dos elementos nos llevan a señalar a agentes fuera de servicio como actores del conflicto: primero, la muerte de miembros del PCC y policías responde a una secuencia lógica: sabemos que si muere un narco, inmediatamente morirá un policía, y así sucesivamente. Segundo, existe un método: recogen los casquillos de las balas después de las ejecuciones y limpian la zona de pruebas. Esto denota que los asesinos conocen muy bien los procedimientos de investigación de la policía”, explica Marcio Christino, fiscal y especialista en investigaciones del PCC.

Según la Secretaría de Seguridad Pública de São Paulo, esta megalópolis de 22 millones de habitantes ha contabilizado alrededor de 1.368 homicidios en 2012, un 34% más que durante el mismo período del año anterior. De los más de 100 policías que murieron asesinados el año pasado, sólo tres estaban de servicio en el momento del fallecimiento, 51 presentaron características de ejecución (disparos a quemarropa o por la espalda) y 21 ya estaban jubilados, según datos de la Policía Militar.

El PCC paulista es una organización criminal mucho más sofisticada que los dos principales grupos narcocariocas (Comando Vermelho y Amigos dos Amigos). Su jerarquía poco verticalizada y pulverizada en infinidad de células autónomas provoca que su combate sea muy complicado. El objetivo del PCC no es vender drogas mediante el control territorial de las favelas, sino dominar todos los puntos de venta de São Paulo. Por tanto, su permeabilidad geográfica es mucho mayor.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Bryan Singer dirigirá nueva entrega de "X-Men"
  • Mayoría de problemas de aprendizaje de los niños se resuelven en el aula de clase
  • París confirma la veracidad del video en el que aparece el francés secuestrado

Lo más compartido

  • La 'Supervenus', el video contra los estereotipos de belleza
  • Vicky Hernández, la actriz que está sola, enferma y triste
  • La capa de ozono comienza a recuperarse
0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio