Netanyahu liberará 104 presos palestinos para iniciar diálogo de paz

Mahmud Abás ya había augurado "buenas noticias" para las familias de los reclusos.

AFP

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció en una carta abierta su intención de liberar a 104 palestinos encarcelados desde antes de los Acuerdos de Oslo (1993) para favorecer el inicio del diálogo de paz.

"Es un decisión tremendamente difícil de tomar", pero "en este momento creo que es muy importante para el Estado de Israel entrar en un proceso diplomático", argumentó en una carta abierta a los ciudadanos del país difundida por su oficina.

Según medios locales, Netanyahu ya ha empezado a telefonear a varios ministros de su partido, el derechista Likud, para asegurarse la aprobación de la medida en la reunión del gabinete, donde la votación se prevé dividida.

La excarcelación era una de las dos demandas palestinas, junto con la aceptación de las fronteras previas a la Guerra de los Seis Días de 1967 como marco del diálogo, para acudir el próximo martes a Washington al encuentro preliminar de las negociaciones.

La liberación se efectuará "en fases" y "de acuerdo al progreso" del diálogo, explicó el primer ministro.

Según el canal 2 de la televisión israelí, la excarcelación se efectuará en cuatro fases, la primera de las cuales tendrá lugar dentro de dos semanas, cuando concluya el mes sagrado musulmán de Ramadán.

Algunos presos no volverán a sus hogares, sino que serán enviados al exilio, agregó el canal.

En su texto, Netanyahu considera "importante que Israel entre en un proceso diplomático que dure al menos nueve meses a fin de examinar si se puede alcanzar un acuerdo con los palestinos en ese plazo".

"Es importante agotar por completo las posibilidades de acabar el conflicto con los palestinos y solidificar el estatus de Israel en la compleja realidad internacional que nos rodea", recalcó.

El jefe de Gobierno recuerda que "en ocasiones, los primeros ministros necesitan en ocasiones tomar decisiones en contra de la opinión pública, cuando el tema es importante para el Estado".

No obstante, subraya que rechazó la demanda palestina de liberar los presos antes del inicio del diálogo o de decretar una moratoria en la ampliación de los asentamientos judíos en territorio palestino.

"En los próximos nueve meses, examinaremos si los palestinos quieren realmente acabar el conflicto que nos enfrenta, como nosotros queremos", sentenció.

El presidente palestino, Mahmud Abás, ya había augurado "buenas noticias" el domingo para las familias de los reclusos.

El Gobierno de Netanyahu había hablado inicialmente de excarcelar 82 presos, pero al final ha aceptado que sean los 104 que reclamaba Abás, entre ellos una veintena de palestinos con ciudadanía israelí.