Publicidad
El Mundo 20 Dic 2011 - 10:56 pm

Entrevista con Shira Habousha, una de las líderes de la campaña por el canje

"No negociar habría sido condenar a Gilad a muerte"

Israel excarceló a 550 palestinos en la segunda fase del canje de prisioneros por el soldado Gilad Shalit, liberado en octubre por Hamás.

Por: Marcos Peckel, especial para El Espectador
  • 42Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/no-negociar-habria-sido-condenar-gilad-muerte-articulo-317800
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/no-negociar-habria-sido-condenar-gilad-muerte-articulo-317800
  • 0
El soldado israelí Gilad Shalit (centro) saluda al primer ministro Benjamín Netanyahu luego de su liberación, el 18 de octubre de este año. /AFP

El domingo pasado Israel liberó otros 550 prisioneros palestinos, concluyendo así el canje que hizo hace dos meses de 1.027 presos palestinos por el soldado Gilad Shalit, quien sufrió cinco años de cautiverio en Gaza. El Espectador entrevistó a Shira Habousha, una de las líderes de la campaña en pro del canje del soldado por prisioneros palestinos. Shira, estudiante de tercer año de la Universidad de Haifa, fue compañera de colegio de Shalit y es muy cercana a él y a su familia. Entraron al tiempo al ejército en cumplimiento del servicio militar obligatorio.

Desde el secuestro de su compañero y amigo, el 25 de junio de 2006 en la Franja de Gaza por un comando armado de Hamás, Shira se involucró en cuerpo y alma en la campaña por el canje. Tras varios intentos de liberación y una larga negociación, Shalit finalmente quedó libre el pasado 18 de octubre.

Hasta ahora, el soldado, hoy de 29 años, no ha dado declaración alguna a ningún medio, excepto una breve nota de agradecimiento a quienes colaboraron en su liberación. Muy poco ha trascendido de su largo cautiverio, pero Shira cuenta algunas cosas que rodearon la campaña por su liberación.

¿Ha tenido la oportunidad de reunirse con Gilad Shalit desde su liberación?

Sí. Me he reunido con Gilad desde su regreso a la libertad el 18 de octubre, y lo veo bastante bien. Habla con mucha coherencia y claridad. Está muy simpático y conversador, como lo fue siempre. Sobre su estado de salud no podría comentar.

¿Que le contó sobre el cautiverio? ¿Cómo transcurrían sus días, qué hacía, dónde estaba, qué comía?

Sobre eso no quisiera comentar. Será él quien algún día cuente su historia.

¿Por qué cree que la negociación de su liberación fue tan prolongada?

No sabría decirlo, pero tengo total certeza de que para el Gobierno de Israel fue una decisión sumamente difícil. Estoy orgullosa de que finalmente se haya resuelto devolver a Gilad. Lamentablemente, a un altísimo costo para la sociedad israelí: liberar a más de mil terroristas. El Estado tendrá que reforzar las medidas de seguridad para evitar que en el futuro ocurra otro secuestro de soldados.

¿Qué fue lo más difícil durante la campaña por la liberación de Shalit y su canje por prisioneros palestinos?

Fue una situación muy dura y difícil. A veces era un infierno. Recibí numerosas llamadas telefónicas de familiares de víctimas del terrorismo. Algunos lloraban en el teléfono contándome la historia de su pérdida, otros más agresivos me deseaban que hubiera muerto en algún atentado. Llegué a sentir y entender el otro lado de la moneda del debate.

¿La amenazaron?

Amenazas propiamente dichas no, pero en algunas llamadas telefónicas me deseaban la muerte en un futuro atentado suicida cometido por alguno de los terroristas que iban a ser liberados en el canje por Gilad.

Debido a esas llamadas ¿pensó en algún momento abandonar la campaña?

No, nunca. Siempre estuve convencida de que había que traer a Gilad a casa y que el Estado de Israel, que envía a sus hijos al ejército y a la guerra, tiene la obligación de hacer todo lo que esté a su alcance para salvar la vida así sea de un solo soldado. No negociar hubiera sido condenar a Gilad a muerte y eso era algo que el Gobierno no podía hacer.

¿Incluyendo operaciones militares de rescate?

Todo lo necesario para traerlo con vida.

¿Cree que la mayoría de la población en Israel apoyó la campaña por el canje?

Absolutamente. Hubo grandes marchas y peticiones por la liberación de Gilad, y si no hubiera sido por estas movilizaciones masivas a todo nivel, es posible que mi amigo no hubiera regresado a casa. El Gobierno sintió la presión popular, a pesar de que muchas víctimas del terrorismo se oponían al canje.

¿Siempre tuvo la certeza de que Gilad Shalit estaba vivo?

En situaciones como ésta a veces se piensa lo peor. Pero conociendo a Gilad, una persona de carácter fuerte y obstinado, estaba segura de que él podía sobrevivir a las circunstancias tan difíciles por las que estaba pasando.

¿Qué sintió cuando vio las imágenes del soldado regresando a la libertad?

Una alegría enorme e indescriptible y un reconocimiento al pueblo de Israel por haber logrado el regreso de Gilad. Cuando lo vi en manos de altos oficiales del Ejército, con su uniforme nuevo, sentí que estaba en buenas manos y que de verdad lo teníamos de vuelta.

¿Cree que si alguna vez otro soldado israelí es secuestrado, el Gobierno va a negociar con los terroristas por su liberación?

Esperemos que eso no ocurra. No le desearía a nadie que pase por lo que tuvo que pasar la familia de Gilad. Fueron muchos años de sufrimiento, luchas, decepciones, desesperanzas, falsas expectativas. Es lo peor que les puede pasar a unos padres.

En Colombia tenemos soldados y policías secuestrados por más de 14 años. ¿Qué mensaje les puede enviar a ellos y a sus familias?

No estoy muy al tanto de la situación en Colombia, pero deseo sinceramente que pronto, muy pronto, recobren su libertad. Sé lo que eso significa.

  • 15
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • Nieves Jul 23 - 12:23 am

    Minas quiebrapatas

    Minas quiebrapatas
  • Magola Jul 23 - 12:18 am

    Magola

    Magola
  • Betto Jul 23 - 12:16 am

    Merengue

    Merengue

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio