Publicidad
El Mundo 2 Abr 2013 - 7:23 pm

En proyecto, que dudaría una década, costaría en total US$3.000 millones

La nueva hazaña científica de Estados Unidos

El presidente Barack Obama anunció que inicialmente se destinará US$100 millones para lograr desentrañar los secretos del cerebro.

Por: Redacción Vivir
  • 418Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/nueva-hazana-cientifica-de-estados-unidos-articulo-413690
    http://tinyurl.com/kv6v9pm
  • 0
El gobierno estadounidense invertirá US$100 millones en el proyecto conocido como BRAIN (Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies). / AFP

Barack Obama, presidente de Estados Unidos, confirmó este martes que su país está preparado para embarcarse en una enorme hazaña científica comparable solo con el Proyecto del Genoma Humano. Esta vez la misión será construir un mapa completo de la actividad cerebral; entender la manera en que el cerebro memoriza, procesa, almacena y recupera cantidades incalculables de información; desentrañar los complejos vínculos que existen entre las funciones cerebrales y el comportamiento humano. Esos hallazgos permitirán llegar a tratamientos para aliviar o prevenir enfermedades cerebrales actualmente incurables, como el Alzheimer, el Parkinson o la epilepsia.

En un principio el gobierno estadounidense invertirá US$100 millones. Pero el real costo del proyecto, bautizado BRAIN (Brain Research through Advancing Innovative Neurotechnologies, en español “Cerebro”), y que podría tomar por lo menos una década, serán unos US$3.000 millones. En la presentación el presidente Obama señaló que éste es el momento de llegar a un nivel de investigación y de desarrollo “que no se ha visto desde los tiempos más intensos de la carrera espacial”. Y agregó: “Hemos hecho avances científicos y tecnológicos asombrosos en apenas pocas décadas, pero todavía no hemos desentrañado el misterio de los 1.300 gramos de materia entre nuestras orejas. Hay allí 100.000 millones de neuronas que hacen billones de conexiones”.

Obama insistió en que este proyecto solo podría ser comparado con el Genoma Humano. A esa iniciativa Estados Unidos le invirtió cerca de US$300 millones al año, durante más de una década. Su costo total fue de unos US$3,8 mil millones. Su construcción empezó en 1990 y el objetivo principal (determinar la secuencia de pares de bases químicas que componen el ADN) se alcanzó en abril de 2003. La misión –como en el caso de BRAIN– era desentrañar la información completa que constituye a todo ser humano, para crear terapias más específicas contra enfermedades hereditarias.

Y un dato más que también fue resaltado por el presidente estadounidense: la inversión en este tipo de proyectos es retribuida con creces. En el caso del genoma Humano un estudio del gobierno federal sobre su impacto financiero determinó que hacia 2010 ya le había retornado US$800 mil millones al Estado; el cálculo exacto es que cada dólar invertido esta iniciativa le ha representado al país 140 dólares en beneficios económicos.

Esta vez no será solo el gobierno de Estados Unidos el que inyectará dinero. En BRAIN, que será liderado por los Institutos Nacionales de la Salud y la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada para la Defensa liderarán el proyecto, también participarán el Allen Institute – creado por el millonario cofundador de Microsoft Paul Allen– que destinará US$60 millones anuales; el Howard Hughes Medical Institute, la mayor institución privada de investigación médica (US$60 millones); el Salk Institute (US$28 millones) y la fundación Kavli (US$4 millones).

Enrique Jiménez, Jefe del departamento de neurología de la Fundación Santa Fe, explicó que lo que hoy se sabe del cerebro “es muy poco. En los últimos 200 años es muy poco lo que se ha avanzado sobre preguntas como: por qué salen los tumores, cómo se puede regenerar este órgano, por qué hay enfermedades de miles de años que todavía hoy no tiene una cura como el párkinson o alzhéimer. Hasta que se sepa cómo funciona es muy difícil encontrar un tratamiento efectico”.

¿Y por qué ha sido tan difícil ese estudio? “Porque el cerebro es un órgano que, a diferencia de los otros organismos, cuando se mueren sus células no se regeneran. Se pueden hacer experimentos en laboratorios con fragmentos de riñón, o de pulmón, pero no con el cerebro. Y de la parte microscópica y molecular es muy poco lo que se conoce porque hasta ahora se están empezando a trabajar con técnicas especiales para esto”.

 

  • 6
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio