Obama, tras la zona de libre comercio más grande del mundo

El mandatario estadounidense reiteró que ese país "ha superado la crisis".

Barack Obama, presidente de EE.UU. Foto: AFP

El presidente Barack Obama declaró el martes que Estados Unidos y Europa pondrán en marcha las conversaciones sobre lo que sería la mayor zona de libre comercio del mundo, y que uniría a ambos bloques.

"Esta noche estoy anunciando que vamos a poner en marcha las conversaciones sobre una amplia zona transatlántica de comercio e inversiones con la Unión Europea, porque el comercio que sea libre y justo a través del Atlántico apoyará millones de empleos bien remunerados para estadounidenses", dijo Obama en su discurso sobre el estado de la Unión

Recordó este martes a los estadounidenses, al comienzo de su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso, que "juntos" han superado la crisis y que ahora el país "es más fuerte" para enfrentar los desafíos pendientes.

"Después de años de recesión agotadora" las empresas de EE.UU. han creado más de seis millones de nuevos empleos y "tras una década de guerra" los hombres y mujeres de uniforme "están regresando a casa", subrayó Obama al iniciar un discurso centrado en la economía.

Según Obama, con la crisis superada, ahora la "tarea pendiente" es "asegurarse de que el Gobierno trabaja en nombre de la mayoría, no de unos pocos".

"Es la tarea de nuestra generación, por tanto, volver a encender el verdadero motor del crecimiento económico de Estados Unidos: una clase media que crezca y triunfe", afirmó Obama.

En la línea de defensa de la igualdad de oportunidades para todos que marcó su campaña por la reelección el año pasado, Obama sostuvo que también está pendiente el "restaurar el pacto básico que construyó este país: la idea de que, si trabajas duro y cumples tus responsabilidades, puedes avanzar, sin importar de dónde vengas, tu apariencia o a quién ames".

"Una economía en crecimiento que cree buenos empleos para la clase media: ésa debe ser la estrella polar que guíe nuestros esfuerzos", indicó el presidente en su intervención ante el Congreso, la primera de su segundo mandato y en la que quiere fijar sus prioridades para los próximos cuatro años.

Los beneficios empresariales "se han disparado a máximos", pero "desde hace más de una década los salarios e ingresos apenas se han movido", alertó Obama.