ONU pide apoyo para Siria en Consejo de Seguridad

El enviado especiaL de Naciones Unidas reiteró que Bashar al Asad no está "dispuesto al diálogo".

El enviado especiaL de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, Lakhdar Brahimi, solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU que actúe unido para detener el conflicto sirio, aunque no aclaró si seguirá ejerciendo como mediador internacional. Los rumores sobre una eventual dimisión de Brahimi circulan desde que fuera objeto de fuertes críticas de parte de medios oficiales sirios y que la Liga Árabe atribuyera a la oposición el escaño sirio.

Según fuentes diplomáticas, Brahimi recapituló ante los embajadores de los 15 países miembro del Consejo de Seguridad los últimos acontecimientos en Siria, constatando que el presidente Bashar al Asad no está "dispuesto al diálogo", por lo que la única alternativa sería que el Consejo lograra la unanimidad para actuar.

El Consejo de Seguridad continúa dividido sobre la crisis siria. Rusia y China bloquean todas las iniciativas occidentales para presionar a Damasco, desde el inicio de la crisis, en marzo de 2011.

En una reciente entrevista en la cadena oficial Al Ikhbariya, Asad afirmó que su régimen no tiene "otra opción que la victoria" y dio a entender que podría presentarse nuevamente como candidato presidencial al término de su mandato en 2014.

Al respecto, Brahimi sugirió que los países que gozan de cierta influencia sobre el gobierno de Damasco -aludiendo implícitamente a Rusia- "le pidan que no lo haga", dijo un diplomático.

Por otra parte, Brahimi no "dijo nada preciso sobre su futuro pero no dio la impresión de que tiene la intención de renunciar en lo inmediato" a su cargo, agregó la fuente.Otro diplomático que habló antes de la reunión del Consejo subrayó que Brahimi "sigue siendo útil porque simboliza la posibilidad de un acuerdo político" del conflicto. "Esperamos que continúe en el cargo y lo alentamos a hacerlo".