ONU recibe documentos para adhesión Siria a Convención contra armas químicas

El régimen sirio tendrá plazos mucho más cortos para deshacerse de estas armas de destrucción masiva.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.
El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, ha recibido los documentos necesarios para que Siria se una a la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas, con los que el país árabe formaliza su adhesión, informó hoy la ONU en un comunicado.

"De conformidad con la Convención, todo Estado podrá adherirse al Convenio en cualquier momento. La Convención entrará en vigor para la República Árabe de Siria en el trigésimo día después de la fecha de depósito de su instrumento de adhesión, es decir, el 14 de octubre de 2013", añade el texto.

El secretario general recibió el pasado jueves una carta del Gobierno sirio en la que se informaba que el presidente Bachar al Asad había firmado el decreto legislativo para el ingreso de Siria en la Convención Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas.

En su carta, las autoridades sirias "han expresado su compromiso de cumplir las obligaciones que conlleva la Convención, incluso, antes de su entrada en vigor para Siria", según explicó el portavoz de Naciones Unidas.

Ban acogió con satisfacción el ingreso de Siria en la Convención, uniéndose así a otros 189 países adscritos.

La inclusión de Siria en la Convención forma parte de los requisitos enunciados por la comunidad internacional para evitar un ataque limitado contra el país árabe después de que presuntamente el régimen de Al Asad hiciera uso de este tipo de armamento el pasado 21 de agosto.

Estados Unidos y Rusia llegaron hoy a un acuerdo para que se inspeccionen de manera "inmediata y total" todos los lugares de almacenaje de armas químicas en suelo sirio para que después sean destruidas.

Según lo acordado por EE.UU. y Rusia, el régimen sirio tendrá plazos mucho más cortos que los establecidos en la Convención para la Prohibición de Armas Químicas para deshacerse de estas armas de destrucción masiva.