Planta de Texas ya había presentado fallas de seguridad en 2012

Al menos 15 personas murieron tras la detonación.

La fábrica de fertilizantes de Texas (centro-sur de Estados Unidos) donde una poderosa explosión podría haber provocado hasta 15 muertos fue multada por reguladores estadounidenses en 2012 por problemas en el transporte de materiales peligrosos, según documentos a los que accedió la AFP este jueves.

La explosión en la West Fertilizer Company el miércoles -que destruyó decenas de casas en la ciudad de West- tuvo lugar luego de un incendio en la fábrica, que se cree contenía grandes cantidades de amoniaco potencialmente volátil.

En 2012, la compañía fue multada por 10.100 dólares por parte de la Administración de Seguridad de Oleoductos y Materiales Peligrosos (PHMSA por sus siglas en inglés) por etiquetar mal tanques de carga y por "fallar en el desarrollo y la adhesión a un plan de seguridad" para transportar una gran cantidad de amoniaco anhidro, de acuerdo a una copia de la citación obtenida por la AFP.

La compañía logró un acuerdo con los reguladores estadounidenses y acabó pagando una multa de 5.250 dólares, según los documentos.

Las violaciones concernían al transporte de amoniaco anhidro (sin agua) y no a su almacenamiento en la propia fábrica, que explotá cerca de una hora después de un incendio la noche del miércoles, según funcionarios locales.

En 2006, la Comisión de Texas sobre Calidad Medioambiental llevó adelante una "investigación por una queja de olores" en la planta y emitió un aviso diciendo que estaba operando sin autorización.El asunto fue resuelto más tarde ese año, cuando la compañía llenó una aplicación, dijo la comisión en una declaración.