Redes de trata de personas ganan hasta $500 millones bimestrales por víctima