'Las relaciones con Colombia han dado un salto'

Habla María Wilhelmina Josepha Van Gool, embajadora de la Unión Europea en Colombia.

María Wilhelmina  Josepha Antonia Van Gool, embajadora de  la Unión Europea en Colombia.  /  El Espectador
María Wilhelmina Josepha Antonia Van Gool, embajadora de la Unión Europea en Colombia. / El Espectador

El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, pedirá a la Unión Europea (UE) eliminar la necesidad de visados para los colombianos que visiten los países miembros de ese organismo. Fue ante la entrada en vigor del Acuerdo Comercial Multipartes entre la UE, Colombia y Perú, que Rajoy decidió hacer esfuerzos para que ambos países sudamericanos “se unan al grupo de países de América Latina que tienen acuerdos de libre comercio con la UE y no necesitan visado”.

María Wilhelmina Josepha Antonia Van Gool, la embajadora de la UE en Colombia, explica a El Espectador que la propuesta deberá pasar por un análisis que tiene como criterios la migración irregular, las políticas públicas, la seguridad y las relaciones diplomáticas, y que podría ser ratificada el próximo año, cuando pase por el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo.

¿Qué posibilidades ve de que se apruebe la petición que va a hacer España a la UE?

Hemos tomado atenta nota de las declaraciones del presidente Rajoy y su solicitud de retirar el visado a colombianos y peruanos. La Comisión Europea puede proponer a los Estados miembros esta petición. En ese contexto es importante aclarar que es un proceso que puede tomar tiempo y es una decisión del Consejo de Ministros de los Estados Miembros y del Parlamento Europeo, que además involucra a los gobiernos del Acuerdo Intergubernamental Schengen que no son miembros de la UE, como por ejemplo Suiza o Noruega.

También es importante saber que una decisión de este tipo obedece a una revisión que incluye varios criterios, como migración irregular, políticas públicas, seguridad, las relaciones de la UE con el país en cuestión.

Ciertamente Colombia y Perú han cambiado sustancialmente en la última década. Sus economías están en franca recuperación y con la entrada en vigor del acuerdo las relaciones comerciales irán en aumento. Además, objetivos del milenio como la lucha contra la pobreza, que ya ha dado resultados en los últimos años, tendrán un sustento mayor con el aumento de las economías y una repartición más equitativa. Estos serían algunos de los criterios que evaluaría el Consejo de Ministros de la UE y el Parlamento Europeo.

Por último, es importante saber que la Comisión Europea tiene pensado proponer a los estados miembros cambiar la lista de visas en el futuro, una iniciativa que posiblemente se haga en 2014. Es claro que esta revisión podría ser una oportunidad de reconsiderar la política de visados de la UE en relación con Colombia. Quisiera recordar que cuando se adoptó la decisión del visado a los ciudadanos colombianos en 2001, fue una decisión con la que no todos los estados miembros estaban a favor.

¿Le conviene a la Unión Europea quitarles las visas a los colombianos? ¿Qué riesgos hay?

Como le decía, Colombia hoy no es la misma que la del año 2001 cuando se adoptó el Reglamento del Consejo que establecía la lista de terceros países a los que se les pedía un visado. Hay una evolución importante y las relaciones entre la UE y Colombia han dado un salto tanto cualitativo como cuantitativo. Nuestra agenda política es cada vez más sólida y abarca también posiciones comunes en foros multilaterales. Para la promoción del acuerdo comercial y el fomento de nuestros intercambios sería un incentivo apreciable que tanto los hombres de negocios como los turistas o familiares ya no necesitaran una visa de corta duración.

¿Qué significaría en términos de relaciones diplomáticas un gesto como este?

Uno de los principales criterios que priman en materia de visas es el de las relaciones exteriores de la UE con los terceros países, teniendo también en cuenta las implicaciones de la coherencia regional y de la reciprocidad. Un poco lo que se conoce como reciprocidad diplomática. También es una muestra del acercamiento entre las naciones y la manera de favorecer intercambios de todo tipo, desde lo económico y político hasta lo cultural. No olvidemos también que compartimos valores comunes y sería una manera más de profundizar nuestros saberes.

¿Qué tanta influencia tiene España en la UE, como para lograr que se apruebe esta medida?

España es uno de los 28 miembros en el Consejo de Ministros y tiene un peso considerable como país por su tamaño y su relación histórica con América Latina. La decisión, sin embargo, se tomaría por el Consejo de Ministros y el Parlamento Europeo, conjuntamente. El acuerdo se aplica a los estados de la UE que hacen parte del Acuerdo Schengen y los otros países Schengen. Todos tienen interés en que las relaciones sean las mejores. A nivel del Parlamento Europeo, España tiene 54 eurodiputados, de un total de 766, pero cabe recordar que las votaciones en el PE se hacen más por partidos que por personas o nacionalidades.

En caso de que se apruebe la medida, ¿cuál sería el procedimiento para su aplicación?

En caso de hacerse un cambio al reglamento actual, este estipula que “las modificaciones posteriores de estas medidas deberán comunicarse en un plazo de cinco días laborales” y si se trata de un reglamento nuevo, como podría ser en 2014, se darían diez días. Pero por lo pronto la Comisión Europea no tiene previsto modificar la lista. La más reciente propuesta nuestra fue hecha en noviembre del año pasado y no incluía a Colombia y Perú y hasta ahora no ha habido una solicitud oficial.