Reportan temblor en México de 6,4 grados

De acuerdo con las autoridades, el movimiento telúrico duró más de dos minutos.

Un sismo de una magnitud de 6,4 grados en la escala de Richter sacudió este sábado el sur de México y causó temor entre la población por lo prolongado del mismo, superior a los dos minutos, según datos preliminares ofrecidos por el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

Los primeros informes apuntan a que no ha habido daños materiales o víctimas derivadas del temblor ocurrido a las 19.47 hora local (1.47 GMT del domingo).

El SSN informó que el epicentro del sismo se localizó en un punto ubicado 49 kilómetros al noroeste de la localidad de Zumpango del Río, en el sureño estado mexicano de Guerrero, a unos 24 kilómetros de profundidad.

El presidente de México, Felipe Calderón, a través de su cuenta de Twitter, informó que "no se reportan al momento daños mayores", y señaló que la magnitud del sismo podría haber llegado hasta los 6,7 grados. Esa última medición coincide con la ofrecida por el US Geological Survey, el organismo que mide los terremotos desde Estados Unidos.

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, también a través de su cuenta de Twitter, informó que en la capital del país se activó un operativo para comprobar si había daños y hacer un balance del temblor.

Una primera comprobación de imágenes a través de las cámaras ubicadas en la urbe indicó que no había "daños visibles", pese a lo cual personal de la policía, de Protección Civil y de los servicios de salud comenzaban un recorrido para analizar más a detalle la situación y ver si hubo daños estructurales.

El alcalde de Ciudad de México señaló que tanto el metro, el aeropuerto y el sistema de aguas de la urbe estaban funcionando correctamente, también desde la red social. Sin embargo algunas emisoras informaron de algunos cortes del suministro eléctrico en barrios como el de Coyoacán.

Cientos de personas salieron a las calles desde sus casas alarmadas
por el movimiento telúrico. Muchos de ellos recordaron el terremoto de 8,1 grados que sacudió la urbe el 19 de septiembre de 1985 y dejó 6.000 muertos, según datos oficiales, y hasta 45.000, de acuerdo con las cifras proporcionadas por organizaciones civiles de damnificados.

En el sur de México, en concreto en la ciudad de Acapulco, el temblor también se sintió con fuerza, como sucedió en el estado de Puebla y en la ciudad de Cuernavaca, capital del estado de Morelos.

México se encuentra en una de las zonas con más actividad sísmica del mundo, en un punto donde interactúan placas tectónicas importantes, como la del Pacífico, Cocos, Norteamérica, Caribe y Rivera.

En la brecha de Guerrero, de unos 230 kilómetros de largo, los temblores más graves oscilan entre 7,5 y 7,9 grados, y se teme que alguno de más de 8 grados de magnitud pueda producirse eventualmente.

Temas relacionados