Publicidad
El Mundo 15 Nov 2012 - 9:21 pm

El primer ministro de Egipto viajó a la Franja de Gaza para analizar el conflicto

'La respuesta es muy pesada'

La diputada palestina Najat Alastal habla sobre los bombardeos israelíes en la zona.

Por: Daniel Salgar AntolínezRamala (Cisjordania)
  • 7Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/respuesta-muy-pesada-articulo-387283
    http://tinyurl.com/ms9ty87
  • 0
insertar
Los bombardeos israelíes a Gaza han generado protestas en territorio ocupado. Una mujer sostiene la bandera palestina enfrente de militares hebreos. / EFE

Najat Alastal es una de las 16 mujeres que hacen parte del Parlamento palestino, es representante de Fatah en Gaza. En entrevista con El Espectador, asegura que la operación militar anunciada por Israel, que causó 15 muertos —nueve de ellos civiles— en la Franja de Gaza, es una maniobra política del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en búsqueda de votos ahora que se acercan las elecciones. Alastal nació y creció en la ciudad de Khanyounis, en el centro de la Franja de Gaza, a donde hoy llegará el primer ministro egipcio, Hisham Qandil, como cabeza de una delegación de alto nivel que analizará el conflicto.

En 2006, Alastal ganó un escaño en el Parlamento y estuvo alrededor de un año y medio en Gaza, hasta que las divisiones entre Fatah y Hamás —que empezó a controlar Gaza con su ejército y a rechazar a la Autoridad Nacional Palestina— hicieron que la situación empeorara. “Las facciones islamistas más radicales comenzaron a lanzar cohetes contra Israel y el ejército israelí a responder con fuerza... Mi esposo estaba muerto y mis cuatro hijas y dos hijos me preocupaban, así que viajé hacia Cisjordania en 2008. Viajo a Gaza frecuentemente a visitar mi familia, me dejan entrar porque soy parlamentaria, pero a mis hijas no las dejan ir a visitar a sus familiares, y desde allá tampoco pueden venir a Cisjordania”.

Después de matar a Ahmed Jabari, jefe militar de Hamás, las autoridades israelíes dijeron que esa operación era solo el principio...

Hay muchas amenazas de Israel. En respuesta al ataque israelí, las facciones islámicas de Gaza mataron a tres israelíes. Esto le sirve al ejército israelí para justificar mayores operaciones militares en Gaza. La operación israelí va a ser difícil y violenta. Esperamos que Egipto tenga un papel activo para calmar los ataques, para lograr un nuevo cese al fuego y que se solucione por vías diplomáticas. El punto es que Israel no está muy abierto a la política internacional, continua con la construcción de asentamientos en Cisjordania.


¿Los ataques perpetrados contra Jabari tienen un tinte político?

Hay dos mensajes políticos que está enviando el gobierno de Netanyahu. Primero, está buscando votos para las elecciones legislativas, que serán en enero. Quiere demostrar que es poderoso, que puede atacar a Gaza y matar a los líderes importantes de Hamás. Segundo, quiere mostrar a la comunidad internacional que en Palestina hay terroristas y que, por tanto, no deberían ser reconocidos como Estado. Sea como sea, Mahmud Abas está decidido a ir a la ONU el 29 de noviembre.


Si Israel inicia una acción militar demasiado fuerte en Gaza, esto podría llevar paradójicamente a la unión entre Hamás y Fatah....

La tarde en que murió Jabari, muchos líderes políticos de Cisjordania, entre ellos Abás, le dijeron a Hamás que este es el momento de la reunificación, de hacer una estrategia común para responder a los israelíes. Pero los líderes de Hamas insisten en darle una lección a Israel. Pueden hacerlo, pero los que más sufren son los palestinos. La resistencia armada de Hamás no beneficia a Palestina: cuando lanzan cohetes, la respuesta israelí es muy pesada: aviones F16, destrucción de casas, bombas que destruyen diez o veinte edificios. No es proporcional.


En el terreno, parecería que Gaza y Cisjordania son dos países distintos, aunque ambos siguen siendo Palestina...

Hace un mes fui a Gaza. Han empezado a crear su propia identidad, su ejército, sus instituciones. Han decidido trabajar por su unidad, por fuera de la unidad de Palestina. A Israel le conviene esta división, le conviene mostrar a Palestina como un estado dividido.


Si obtienen el reconocimiento el 29 de noviembre en la Asamblea General, el primer reto será lograr al menos un diálogo entre ambos partidos. ¿Qué otros retos vienen después?

Necesitamos nuestras propias fronteras. Si tenemos nuestro estado no debe haber más ‘checkpoints’ israelíes adentro de Palestina ni en las fronteras. Vamos a necesitar una moneda propia, un aeropuerto... Los refugiados palestinos —hay cerca de seis millones— deben poder regresar. Otros problemas, como el del agua, que es controlada por Israel, y el de la separación de Jerusalén, deben ser prioritarios.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio