Se desata polémica por imagen de líder norcoreano con un Smartphone

Las críticas no paran, mientras los norcoreanos viven bajo una dinastía comunista con grandes limitaciones a la tecnología, su líder poseería un móvil de última generación.

El líder norcoreano Kim Jong Un, durante la reunión de la comisión militar central de seguridad./ AFP
El líder norcoreano Kim Jong Un, durante la reunión de la comisión militar central de seguridad./ AFP

Bien es sabido que los norcoreanos viven en uno de los regímenes más aislados de la tecnología, solamente cerca de mil personas tienen acceso a internet y si de radio y televisión se trata solo se difunden emisoras estatales. Una constante lucha porque los norcoreanos no accedan a la cultura popular extranjera.

Desde 2002 existe una red interna bastante hermética, esta se limita a solo publicar información autorizada por el gobierno, por su parte los teléfonos celulares fueron introducidos solo hasta 2008, sin embargo estos deben estar ligados a una empresa de la firma egipcia Orascom.

Acceder a series y películas se ha convertido en un placer secreto que disfrutan los que se niegan a seguir el estricto régimen de Kim Jong Un, que consiente de que su reserva cada vez es menos fuerte, ha procurado endurecer el código penal para poder retener la oleada de curiosos por la cultura extranjera.

Ante la estricta situación frente al acceso a la tecnología que vive Corea del Norte, un nuevo escándalo se ha desatado después de que Kim Jong Un, sucesor de su padre (Kim Jong-Il) tras su muerte en 2011, fuera fotografiado con un Smartphone a su lado.

El líder norcoreano, que carga sobre sí la responsabilidad de ser el heredero de la dinastía comunista de su país, presidió la semana pasada una comisión militar central de seguridad, en momentos en los que se prevé Corea del Norte realice de manera inminente una prueba nuclear. Fue en esta cumbe de seguridad donde fue tomada la fotografía donde Jong Un aparece fumando un cigarrillo, y junto a él un cenicero y un teléfono móvil inteligente negro.

Como era de esperarse la imagen suscitó muchas críticas que en un principio se enfocaron a descifrar la marca del móvil.

Unos apuntaron a que se trataba de Samsumg, otros señalaron que era de la marca taiwanesa HTC y unos fueron un poco más allá afirmando que podría ser un iPhone, a pesar del muy promulgado desprecio de este país a todo lo estadounidense.

Aunque por el momento no se ha dado ninguna declaración oficial por la polémica imagen, sólo se conoce que un ministro surcoreano, bajo condición de anonimato, habría confirmado a los medios que el líder y su círculo cercano han estado usando teléfonos móviles con acceso a internet. La prensa no para de especular sobre la posible contradictoria conducta de Jong Un, que hasta hoy con su régimen ha condenado tajantemente el uso de este tipo de tecnologías que se han convertido en una herramienta para aquellos buscan escapar del país a través de la frontera china. 

Temas relacionados