Serían más los militares estadounidenses implicados en escándalo en Cartagena

Once miembros del servicio secreto ya fueron suspendidos.

Al parecer no son sólo cinco los militares estadounidenses que están implicados en el escándalo sexual del personal de seguridad que acompañó al presidente Obama a la VI Cumbre de las Américas que se realizó en Cartagena.

La investigación preliminar que adelanta el Departamento de Defensa de Estados Unidos, dada a conocer en The Washington Post, revela que podrían ser al menos 10 los militares que violaron los códigos de seguridad del servicio secreto encargado de cuidar al presidente de la nación más poderosa del mundo.

La investigación, que  incluye la revisión de los videos de las cámaras de seguridad del hotel donde se generó el escándalo, muestra a  más de cinco militares ingresando a las habitaciones del hotel con prostitutas.

Así mismo, el rotativo dio a conocer más detalles del escándalo que tiene en jaque al aparato de seguridad del presidente Obama.

Se conoció, por ejemplo, que los militares y miembros del servicio secreto estadounidense pagaron 60 dólares a cada uno de los propietarios del club de striptease para que les permitiesen llevarse a las mujeres al Hotel Caribe. Agrega el rotativo que a la mañana siguiente "las mujeres exigieron un pago adicional de 170 dólares, lo que desencadenó una disputa que llamó la atención del personal del hotel" donde se hospedaban los militares.

Señala el diario que "de acuerdo con el registro de la investigación, uno los dueños del club se llama Adán Michael Hardy, a quien los funcionarios de la cámara describen como Estados Unidos o Canadá".

Así mismo, se conoció que las credenciales de los once agentes que fueron revocadas tras el escándalo, podrían ser reintegradas al terminar las investigaciones, sin embargo, el director del Servicio Secreto, Mark Sullivan, reconoció la gravedad de los actos e indicó que puede traer "consecuencias a nuestra misión".