Sin alza de impuestos a ricos no habrá acuerdo presupuestario: Gobierno de EE.UU.

Así lo dijo el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, afirmó este domingo que no habrá un acuerdo presupuestario para evitar el "precipicio fiscal" a menos que los republicanos acepten un aumento de impuestos a los ricos.

"No va a haber un acuerdo sin un aumento de la tasa (de impuestos). No lo habrá", dijo Geithner a CNN, al instar a los republicanos a presentar una contrapropuesta al plan presupuestal del gobierno de Barack Obama.

"Si los republicanos no quieren un aumento de impuestos al nivel de los que había durante el gobierno de Clinton (años 1990), época en la cual la economía estadounidense estaba floreciente, no habrá un acuerdo", reiteró Geithner.

Estados Unidos se enfrenta a la urgencia de evitar el "precipicio fiscal", una medida forzada de austeridad para disminuir el colosal déficit público y que afectará a los estadounidenses a partir del 2 de enero si no alcanza un acuerdo en el Congreso entre republicanos y demócratas.

El jefe republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, había calificado la propuesta del gobierno de Obama de aumentar impuestos a las clases acomodadas como "ridícula". En ella se estimaba, según los republicanos, que habría 1,6 billones de dólares en ingresos suplementarios y apenas 400.000 millones en recortes de gastos.

"Apelamos (a los republicanos) a unirse a nosotros para hacer cualquier cosa de bien para la economía", exhortó Geithner, afirmando que ello "demandará realizar recortes en los gastos y no solamente aumentar los impuestos al 2% de los estadounidenses más ricos".

Los demócratas defienden una política presupuestal que combinaría aumento de impuestos para los más pudientes junto a recortes en el gasto. Por su lado, los republicanos quieren atacar el déficit de presupuesto recortando los gastos, especialmente los programas sociales, pero sin aumentar las tasas impositivas para los más ricos.