The Washington Post abre nueva convocatoria para renuncias voluntarias

Según el diario estadounidense no afectará la calidad, la ambición ni la influencia del periodismo.

El diario estadounidense The Washington Post anunció este martes que abrió una convocatoria para que algunos de sus periodistas renuncien voluntariamente a cambio de una compensación, al evocar la difícil crisis que atraviesa el sector de la prensa.

"Nuestro objetivo es una reducción limitada de puestos que no afectará la calidad, la ambición ni la influencia de nuestro periodismo", dijo el director del periódico, Marcus Brauchli, en un comunicado interno obtenido por la AFP.

La convocatoria no concierne a todas las secciones, para "moderar el impacto" en las actividades, pero por otro lado, "podríamos no aceptar la salida de ciertos voluntarios si creemos que esto afectaría nuestra cobertura", agregó Brauchli, que subrayó la necesidad de la empresa de "realizar ahorros reales".

Se trata de la quinta vez que The Washington Post abre una convocatoria a renuncias voluntarias en casi diez años.

Como otros diarios estadounidenses, The Washington Post sufre de una fuerte caída de sus ingresos por publicidad en su versión impresa y la migración de sus lectores para medios en línea gratuitos.

El mediador legal del diario, Patrick Pexton, indicó en su cuenta de la red de microblogs Twitter que un máximo de 48 personas, es decir, cerca del 8% de los efectivos de la redacción, podrían beneficiarse del plan.

El grupo de The Washington Post, que realiza una parte de su volumen de negocios con el grupo educativo Kaplan, anunció en noviembre que sus ingresos por publicidad se desplomaron 29% en el tercer trimestre de 2011, a 57,6 millones de dólares.

A su vez, los ingresos de los sitios WashingtonPost.com y Slate.com cayeron un 14%, a 23,3 millones de dólares.

El tiraje promedio por día del diario fue de 518.700 ejemplares en los primeros nueve meses del año pasado y los domingos de 736.800.