Publicidad
El Mundo 1 Abr 2012 - 9:18 pm

Militares golpistas restablecieron la Constitución en Malí

La toma de Tombuctú

Los rebeldes tuaregs lanzaron una ofensiva sin precedentes para avanzar en su propósito de hacer del norte del país una región independiente. No hubo resistencia de las fuerzas oficiales.

Por: Redacción Internacional
  • 26Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/toma-de-tombuctu-articulo-335858
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/toma-de-tombuctu-articulo-335858
  • 0
insertar
Un vehículo armado de los rebeldes tuaregs circulan por el norte de Malí, cerca de Kidal, ciudad que ya está bajo su control. /EFE

Mientras los militares que recientemente derrocaron al presidente de Malí declaraban el restablecimiento del orden constitucional en el país, los tuaregs del Movimiento Nacional para la Liberación de Azawad (MNLA) avanzaban en su propósito de controlar el norte y transformarlo en una región independiente. Ayer se tomaron la histórica ciudad de Tombuctú, la última al noreste del país que quedaba bajo el control gubernamental.

La contundente avanzada de los tuaregs durante el fin de semana comenzó con violentos enfrentamientos a las afuera de Gao, la capital regional del norte de Malí, ubicada a orillas del río Níger y con cerca de 90 mil habitantes. El sábado estallaron los combates con las fuerzas de los militares que derrocaron al presidente Amadú Tumani Turé. No obstante, en la noche el máximo líder de los golpistas, Amadú Sanogo, ordenó suspender las acciones militares para evitar poner en peligro a la población civil, dejando así la ciudad abierta a los rebeldes.

El domingo, los tuaregs anunciaron la liberación de Gao y se dirigieron a Tombuctú, la ciudad más poblada de la región, donde no encontraron resistencia alguna, a pesar de que era la última con presencia de fuerzas oficiales en la región. Según narraron algunos residentes, se escucharon pocos disparos, y a los rebeldes se los vio entrar caminando y dirigirse hacia los bancos de la ciudad. Esto se debió a que la entrada fue negociada con algunas milicias árabes que en las primeras horas del día hacían presencia en las calles. “El MNLA informa que su estado mayor rodea la ciudad de Tombuctú para desalojar al resto de la administración política y militar de Malí, para felicidad del pueblo de Azawad”, indicaba el comunicado de los insurgentes en la tarde de ayer.

La toma de una de las principales ciudades del país, declarada patrimonio mundial por la Unesco y también conocida como ‘la Perla del Desierto’ por los miles de turistas que la visitan anualmente, significa una victoria parcial de los tuaregs, armados con los modernos equipamientos que les dio Gadafi cuando combatían para él en Libia, y cuyo objetivo es hacerse con el control del norte del país. El avance insurgente pone más presión sobre los militares golpistas, ya condenados por la comunidad internacional, que en consenso ha exigido el retorno de Turé al poder.

“Estamos determinados a defender a toda costa la integridad territorial nacional”, anunció, sin embargo, Sanogo. Pero las acciones de los militares bajo su mando, con escasa munición, fondos y apoyo internacional, se ven débiles al momento de hacer frente a los insurgentes, también conocidos como ‘los hombres azules’.

Sanogo también declaró nuevamente el restablecimiento de la Constitución, que había sido derogada con el golpe de Estado del 22 de marzo, y prometió realizar consultas con las fuerzas vivas del país, que posibilitarán “la instalación de órganos de transición con miras a la organización de elecciones serenas, libres, abiertas y democráticas”. El comandante subrayó que los golpistas no participarán en la administración de los asuntos nacionales, cumpliendo así con las exigencias de la Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste (Cedeao), que desde el sábado mantiene una fuerza de intervención de 2.000 hombres en ‘alerta’.

El líder golpista habló desde su cuartel general de Kati, un suburbio al norte de Bamako, junto al jefe de la diplomacia de Burkina Faso, Djibrill Basolé, quien está en la capital maliense para negociar el retorno al orden constitucional y para ser veedor de las próximas consultas y del proceso de transición.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio