Trabajadores quemaron la casa de su jefe