Publicidad
El Mundo 16 Ene 2013 - 10:00 pm

Obama firmó 23 órdenes para controlar las armas en EE.UU.

Un duelo político

Ahora depende del Congreso aprobar varias de las medidas. El poder de la Asociación Nacional del Rifle intimida a los miembros del legislativo.

Por: Redacción Internacional
  • 0Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/un-duelo-politico-articulo-396987
    http://tinyurl.com/a4jnk25
  • 0
insertar
Acompañado de varios niños, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, firmó un paquete de 23 propuestas para el control la compra y venta de armas, además de su porte. / AFP

Cada vez que en Estados Unidos hay una tragedia producto de un tiroteo se disparan las ventas de armas en el país. Tras la matanza en el colegio Sandy Hook —en la cual murieron 27 personas, entre ellas 20 niños de 5 a 9 años, a manos de un joven enfermo bien armado—, el FBI reportó que los estadounidenses se habían volcado a las armerías en Navidad. Según los datos, el negocio de las armas aumentó un 25% sus ganancias tras la última masacre.

Cifras oficiales dan cuenta de que el 47% de los estadounidenses está armado y que ese mismo porcentaje se niega a que los políticos quieran controlar la compra y venta de armas. “Pero no podemos esperar más”, aseguró el presidente Barack Obama tras un largo análisis del tema con su vicepresidente, Joe Biden. Producto del estudio surgieron 23 medidas que la Casa Blanca presentó y con las que intentará meter en cintura, al menos un poco, a los amantes de las armas.

Entre otras cosas, el mandatario propuso ordenar que las agencias federales tengan disponibles los datos sobre delitos con armas e investiguen más el tema, algo que han obstaculizado los legisladores republicanos. También propuso incluir medidas para mejorar la seguridad escolar e incrementar la atención a la salud mental, así como abordar la violencia en el entretenimiento y los videojuegos. Otro punto es prohibir las armas de asalto y la venta de cartuchos de más de 10 balas, medida que sólo el Congreso podrá aprobar.

Pero la oposición al control de armas es muy poderosa en el Congreso, según analistas, “porque la Asociación Nacional del Rifle aporta mucho dinero a las campañas políticas”. Aun así, Obama fue claro: “El Congreso debe actuar rápido”, dijo, y se comprometió a utilizar todo el peso de su cargo para aprobar nuevas medidas de control.

Sin embargo, los legisladores que defienden la posesión de armas son muy activos y las organizaciones como la Asociación Nacional del Rifle, fundada hace más de un siglo como una pequeña congregación de entusiastas de las armas y cazadores, pero que hoy cuenta con más de 4 millones de miembros, se han convertido en la actualidad en uno de los grupos políticos con más poder en el país. Dicen que mueve un presupuesto anual de US$ 200 millones para trabajo legislativo, en aras de evitar todo tipo de control a la industria de las armas.

Steffen Schmidt, profesor de ciencias políticas de la Universidad Estatal de Iowa, le dijo a Efe que Obama va a encontrar mucha resistencia entre republicanos y autoridades estatales y locales para la aplicación de medidas sobre el control de armas.

El presidente estadounidense le exigió al Congreso que “ayude en lugar de entorpecer a las agencias de seguridad para que hagan su trabajo”. Pero al parecer muchos demócratas y republicanos están cruzados de manos ante el poder de la Asociación Nacional del Rifle, cuyo presidente, David Keene, ya fue claro: “La organización tiene suficiente apoyo de los legisladores para bloquear un plan que prohíba las armas de asalto y la venta de cartuchos de gran capacidad”, amenazó, al tiempo que afirmó que no se aprobará ninguna medida.

A lo largo de su historia, la Asociación Nacional del Rifle (NRA) se ha mostrado como un organismo defensor de los derechos de los propietarios de armas de fuego, conforme a la Segunda Enmienda constitucional. Sin embargo, según una investigación reciente, el grupo depende del aporte de US$ 12.000 millones al año de la industria de armas de fuego y municiones, compuesta por fabricantes y vendedores. Desde 2005, la NRA ha recibido la suma de US$ 38,9 millones proveniente de decenas de grandes empresas de la industria armamentista, entre ellas Beretta USA, Glock y Sturm, Ruger & Co., según un estudio realizado en 2011 por el Centro de Políticas contra la Violencia.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 0
  • Enviar
  • Imprimir

Lo más compartido

0
Opiniones

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio