Publicidad
El Mundo 19 Mar 2013 - 10:00 pm

Hoy, Obama viaja por primera vez a Israel como jefe de Estado

Una tensa visita

Obama no llega con una propuesta para iniciar las negociaciones de paz palestino-israelíes. En su agenda está calmar la crisis nuclear iraní.

Por: Elespectador.com
  • 17Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/una-tensa-visita-articulo-411365
    http://tinyurl.com/d5eoc2y
  • 0
insertar
En medio de extremas medidas de seguridad, el gobierno israelí hace los preparativos para la llegada de Barack Obama hoy al país. / EFE

Recién posesionado para su primer mandato, el presidente Barack Obama reiteró el 4 de junio de 2009, en un discurso dado en la Universidad de El Cairo, su promesa electoral de llevar la paz a Oriente Medio. En octubre del mismo año le fue concedido el Nobel de Paz. Hoy, cuatro años después, el reelegido mandatario vuelve para reunirse por separado con los gobiernos de Israel y de Palestina, y encuentra mínimas perspectivas de diálogo entre ambos países y una región transformada por las revoluciones árabes y tensa por la crisis nuclear.

En ese histórico discurso de El Cairo, Obama criticó la construcción de asentamientos israelíes en Cisjordania y dijo que la situación de los palestinos era “intolerable”. Así, se distanció de su predecesor George W. Bush, quien apoyaba de manera irrestricta las acciones de Israel, y también del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, con quien no tiene las mejores relaciones pero tendrá que reunirse dos veces durante esta visita. Un tercer encuentro será a tres bandas, con Netanyahu y el presidente israelí, Shimon Peres.

Barah Mikail, investigador sobre Oriente Medio de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (Fride), explica a El Espectador que “las ambiciosas metas de Obama no se hicieron realidad. Se benefició de la mala imagen de su predecesor, pero cuatro años después nada se ha alcanzado en asuntos claves. Obama llegó con un buen paquete, pero a nivel internacional sus políticas no difieren fundamentalmente de las de Bush”.

En efecto, Obama ha mantenido el veto en el Consejo de Seguridad de la ONU cuando se trata de sancionar a Israel por su política de ocupación. Tampoco ha presionado lo suficiente para el reinicio de las negociaciones de paz entre Israel y Palestina, estancadas desde 2010 por la negativa israelí a detener la construcción de asentamientos, condición que exigen los palestinos para dialogar. Además, Washington ha vetado en el Consejo de Seguridad el reconocimiento de Palestina como miembro pleno de la ONU, por eso miles de palestinos se han movilizado en rechazo a la visita del mandatario a los territorios ocupados, que se realizará mañana.

El viceasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, ha dicho que Obama “no tiene como objetivo la presentación de una nueva iniciativa” de paz en esta visita. El mismo presidente ha dicho que no criticará el aumento de las colonias israelíes. “Lo máximo que puede hacer es insistir en la necesaria resolución del conflicto, sin decir cómo”, concluye Mikail.

Un tema quizás más urgente para Obama es el de la tensión nuclear. Israel e Irán están desde hace más de un año en un ir y venir de amenazas: Netanyahu quiere atacar para neutralizar el avance iraní hacia la fabricación de una bomba atómica; los ayatolás dicen que responderán con mano de hierro ante cualquier agresión.

Reza Marashi, director de investigaciones del Consejo Iraní-Americano, explica  que el principal objetivo de Obama ha sido buscar vías diplomáticas y evitar que Israel comience una guerra contra Irán. “Si Israel inicia una guerra EE.UU. se verá arrastrado, porque Tel Aviv no posee las bombas, los aviones, ni la infraestructura militar y la financiación a largo plazo para terminar el trabajo por cuenta propia. Por eso, a través de las sanciones económicas a Teherán, Obama busca que los israelíes no persigan las vías militares”.

Si las sanciones impuestas a Irán para intentar detener el avance de su programa atómico han sido efectivas o no, depende de cómo mida Obama el éxito. “Su política ha puesto las sanciones más draconianas de la historia contra Irán. También ha tenido la mayor interacción diplomática con ese país que cualquier otro presidente de EE.UU. desde 1979. Pero si la medida es una solución pacífica a la disputa nuclear, su política no puede considerarse un éxito. Vemos alguna evidencia de que las sanciones han cambiado los cálculos estratégicos del gobierno iraní, pero hasta que Obama y los iraníes se enfoquen en un proceso de toma y dame en la diplomacia real, el conflicto va a ser cada vez más peligroso”, dice Marashi.

inserte esta nota en su página
  • 0
  • 1
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El hombre de la voz elegante
  • Jorge Oñate habría comprado votos para las pasadas elecciones parlamentarias

Lo más compartido

  • Isabella, la niña que descrestó con su 'Flaca' en La Voz Kids
  • Cargar el celular al lado de la cama mientras se está durmiendo engorda
  • Atlas científico de relaciones sexuales
1
Opinión

Para opinar en esta nota usted debe ser un usuario registrado.
Regístrese o ingrese aquí

Opciones de visualización de opiniones

Seleccione la forma que prefiera para mostrar las opiniones y haga clic en «Guardar» para activar los cambios.
Opinión por:

josefosion

Mie, 03/20/2013 - 00:32
!!!ISRAEL POR SIEMPRE!!! !!!JERUSALEM, LA ETERNA CAPITAL DEL REINO DE DAVID, HOY CAPITAL DEL ESTADO DE ISRAEL!!! LA VERDAD, LA FE Y LA HISTORIA NO SON NEGOCIABLES JAMAS...
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio