Venezuela, ¿a media marcha?

La incertidumbre por Chávez aplaza decisiones económicas.

La incertidumbre ya toca la vida diaria de los venezolanos.  / AFP
La incertidumbre ya toca la vida diaria de los venezolanos. / AFP

Aunque ya se despejaron dos interrogantes en Venezuela —uno, que el presidente Hugo Chávez no estará hoy en la toma de posesión para su cuarto período presidencial, y dos, que podrá jurar ante el Tribunal Superior de Justicia cuando se haya recuperado—, las autoridades venezolanas dejaron abierta la posibilidad de una ausencia indefinida del presidente, lo cual pone en vilo importantes decisiones, particularmente sobre economía.

De hecho, en las calles de Caracas es evidente un ambiente de incertidumbre que crece con el paso de las horas. Mientras que algunos venezolanos dicen que “sólo esperan que el presidente regrese de Cuba cuando pueda, ya que su presidencia y su pueblo lo esperan”, otro sector comienza a mostrar impaciencia. Jennifer Gómez, agente de viajes, no cree que se deba esperar mucho tiempo al mandatario.

“¿Cuánto tiempo vamos a esperar? Puede estar un mes, dos meses, tres meses, no sabemos cuánto. Tenemos que pedir elecciones ya, no se puede esperar”, le dijo Gómez a Efe. Esta agente de viajes subrayó que “el pueblo tiene que exigir elecciones ya, que se monte un nuevo presidente, una nueva persona que pueda llevar ésto como debe ser”.

“Es que el país está como detenido, a media marcha, congelado”, expresó Gabriel Medina, un vendedor ambulante que se queja ante periodistas extranjeros que llegaron a Caracas para el 10 de enero, pues en las tiendas comienzan a escasear productos y algunas oficinas públicas trabajan a media marcha.

Los oficialistas niegan que esto esté sucediendo. El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, señala que “las instituciones del Estado están funcionando sin ningún tipo de problema. Mientras duren estos días no se va a perder la revolución ni la solidaridad entre los pueblos”.

Analistas alertan sobre decisiones económicas que deberán tomarse en los próximos días, como un ajuste monetario o una revisión del control de precios. “No cabe duda que con la situación de salud del presidente se han retrasado muchas medidas importantes”, le manifestó a Efe el economista y profesor de la escuela de negocios IESA José Manuel Puente. Uno de los cuellos de botella más grandes supone el control de cambio, establecido desde hace dos años, que hace imposible para empresarios y ciudadanos conseguir un dólar. Para Puente, actualmente hay cuatro desequilibrios económicos que piden a gritos una devaluación en el país: el sobrevalorado mercado negro, el “boom de importaciones” del 2012, los problemas con la liquidez de reservas del Banco Central de Venezuela (BCV) y el alto déficit fiscal del Gobierno.

“La enfermedad presidencial tiene paralizadas decisiones que no se van a tomar todavía, hasta que no se clarifique el cuadro político, porque una devaluación es algo que debe decidir el presidente de la República”, apunta el economista y exgerente del BCV José Guerra, quien también advierte que el Gobierno debe corregir precios rezagados desde hace cuatro años, como el atún o las sardinas, o desde hace dos años, como el queso.

¿Qué pasa hoy en Caracas?

Marcha por Chávez

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, convocó a una gran movilización como signo de apoyo al presidente Hugo Chávez. Los participantes se encontrarán a partir de las 11:00 a.m. frente al Palacio de Miraflores.

Invitados internacionales

Los presidentes de Uruguay, Bolivia y Nicaragua, así como el vicepresidente del Consejo de Ministros de Cuba, Miguel Díaz Canel, el expresidente de Paraguay, Fernando Lugo, y los cancilleres de Argentina y Ecuador,  participarán en la concentración masiva en apoyo a Chávez. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, no estará  en Caracas pero dijo que, aún sin Chávez, la revolución bolivariana debe continuar. 

¿Se reúne la AN?

La Asamblea Nacional no ha confirmado si sesionará hoy. De hacerlo, la reunión —a la que no asistirá el presidente Chávez a prestar juramento, como debe hacerse cada seis años al inicio de un nuevo período presidencial— estaría encaminada a llegar a un acuerdo sobre si hay falta temporal o absoluta del mandatario.