El hombre que burló la seguridad la toma de posesión de Maduro