Publicidad
El Mundo 30 Dic 2012 - 9:02 pm

India llora a la última víctima de agresiones colectivas

Violaciones, una historia sin fin

El cuerpo de la estudiante violada por seis hombres en un autobús en Nueva Delhi fue cremado en Nueva Delhi. El país está en alerta por la oleada de manifestaciones.

Por: Redacción Internacional
  • 91Compartido
    http://www.elespectador.com/noticias/elmundo/violaciones-una-historia-sin-fin-articulo-394628
    http://tinyurl.com/aho9gcb
  • 0
India llora a la joven violada. / AFP

En India, según datos de la Oficina Nacional de Registro de Crímenes, cada 20 minutos es violada una mujer y sólo uno de cada cuatro violadores es condenado. India, que tiene más de 1.300 millones de habitantes, registró casi 25.000 casos de violación en 2011, una cifra que ha aumentado en utn 25% en los últimos seis años. ¿La razón? Según las mismas autoridades del país, la corrupción policial es muy alta y no existe un sistema judicial capaz de proteger a las mujeres de las constantes agresiones que sufren.

Eso quedó en evidencia con la muerte de la estudiante de 23 años, quien fue violada y salvajemente golpeada en un bus en marcha en Nueva Delhi, el 16 de diciembre. Después de ser agredida sexualmente, la mujer fue lanzada del bus, lo que le ocasionó una lesión grave en el cerebro, un paro cardíaco e infecciones en los pulmones y, sobre todo, en el abdomen; al parecer, sus agresores le destrozaron los intestinos con una barra de metal que le introdujeron por la vagina.

A pesar de la violencia, Amanat, como la bautizó la prensa, sobrevivió varios días en un hospital. Murió el viernes y el domingo su cuerpo fue cremado en Nueva Delhi, en compañía de sus familiares, algunos representantes del Gobierno y su novio, con quien se iba a casar en febrero.

Su muerte llevó al Gobierno a prometer una mayor protección para las mujeres, penas más severas para los delitos sexuales más extremos y la aceleración del lento sistema judicial, que falla desde el mismo momento en que la mujer se atreve a denunciar los hechos. Según denunció la ONG Human Rights Watch, existe el llamado “Test del dedo”, en el que un doctor comprueba la tensión vaginal de una víctima de violación, aparentemente, para determinar si está “habituada a las relaciones sexuales”. “Estas pruebas conllevan a falta de rigor científico y resultados degradantes”, que a menudo desacreditan las denuncias de las mujeres, denunció HRW, desde Nueva York.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, envió sus condolencias a los padres y demás familiares de la víctima este domingo. “La violencia contra las mujeres nunca debe ser aceptada, nunca excusada, nunca tolerada”, dijo el portavoz de Ban.

La repugnancia e indignación por la violación provocaron una ola de protestas sin precedentes en India. Las fuertes medidas de seguridad desplegadas ante las oficinas gubernamentales y el cierre de zonas públicas en Nueva Delhi, para prevenir las manifestaciones fueron señaladas por los críticos del Gobierno como una prueba más de un gobierno poco alejado de la realidad.

“No entendemos la prepotencia de la policía. Ésta es nuestra ciudad, deberíamos tener libertad para movernos y protestar pacíficamente”, explicaba a la AFP Mahima Anand, una manifestante de 21 años que trabaja para una multinacional en Nueva Delhi.

Los seis agresores de la joven fueron detenidos y podrían enfrentar la pena de muerte, algo que no calma a la población, que convocó para esta semana masivas protestas en todo el país, que sigue llorando a Amanat.

  • 19
  • Enviar
  • Imprimir

Última hora

  • El Tour espera por Nairo Quintana y un trío de estrellas para el 2015
  • Monitorear el sueño, las calorías y transferir información es posible con este gadget

Lo más compartido

  • Entre lágrimas se despidió David Ospina del Niza francés
  • El día que Jean-Claude Van Damme decidió bailar el 'Ras tas tas'
  • James Rodríguez sería nuevo jugador del Real Madrid
Publicidad

Suscripciones impreso

362

ejemplares

$312.000 POR UN AÑO
Publicidad
Ver versión Móvil
Ver versión de escritorio