Cinco mujeres enfrentadas por dinero de sucesión

El lío por la herencia de una reina y sus cuatro hermanas

Hace más de cinco años falleció el reconocido empresario del arroz Ramón Hernando Roa Villamil. Hoy sus hijas se disputan los bienes con graves acusaciones de ocultamiento de activos.

El 21 de diciembre de 2011 falleció en Bogotá el empresario Ramón Hernando Roa Villamil. Su muerte causó conmoción porque producto de más de 40 años de arduo trabajo consolidó un emporio empresarial. Su producto estrella, Arroz Roa, se volvió referente no sólo por su calidad, sino por una ingeniosa campaña publicitaria con el eslogan “Roa, el señor arroz de las señoras”. Pero fueron justamente cuatro señoras las que tuvo el empresario Roa, cuyas hijas enfrentan un millonario pleito por una supuesta liquidación inadecuada de la herencia, estimada en $35.000 millones. Un litigio con señalamientos que van desde presunto ocultamiento de bienes hasta una especie de insolvencia ficticia de empresas..

El eje de la disputa contractual surgió de las actuaciones de dos hijas del matrimonio católico que el empresario Roa celebró el 3 de diciembre de 1985 en Neiva con Carmen Lucía Rojas Bustos. De esta unión nacieron María Lorena Roa Rojas y su hermana Mayra Alejandra. Esta última, una esbelta mujer quien en 2009 representó al departamento de Huila en el Reinado Nacional de la Belleza en Cartagena. Una participación que generó polémica, porque con recursos de su padre inundó de publicidad las calles de La Heroica, al punto que la llamaron “la sultana del arroz”.

Pero al tiempo que Roa consolidaba sus negocios, también nacían hijos extramatrimoniales. De esta manera aparecieron otras tres hijas. Luz Astrid Roa Pulido, Lina María Roa Rodríguez y Martha Rocío Roa Torres. No obstante, el matrimonio del empresario no funcionó y el 13 de noviembre de 2010 liquidó su sociedad conyugal con su esposa Carmen Lucia Rojas Bustos.

Sin embargo, 13 meses después de esa liquidación falleció el empresario Roa, entonces empezaron los líos económicos entre sus cinco herederas. De esta forma, el 27 de mayo de 2013 se oficializó la escritura mediante la cual se hizo la liquidación, partición y adjudicación de los bienes de la sucesión de Roa, tasada en $5.642 millones. De esta manera cada una de las cinco herederas recibió $1.128 millones, una cifra representada en dinero en efectivo, CDT, aportes en sociedades, portafolio de acciones, cuentas por cobrar, vehículos, inmuebles, lotes y derechos en un reconocido club social de Neiva.

Expedido este documento comenzaron las dudas. En otras palabras, las tres hijas extramatrimoniales a través de sus abogados empezaron a sospechar que las hermanas María Lorena y Mayra Roa Rojas ocultaron bienes que no formaron parte de la masa sucesorial, planteamiento que de plano descartan las cuestionadas con su defensa judicial.

En concreto, se señala por parte de los abogados de las hijas extramatrimoniales que no fueron incluidas dentro de la liquidación del acervo hereditario derechos en una cartera colectiva de la sociedad Alianza Valores, superiores a los mil millones de pesos. Por esta razón se solicitó una inspección judicial a esa compañía financiera. Una diligencia ante el Juzgado Civil 46 que dejó conclusiones inquietantes.

También se evidenció que un día antes del fallecimiento del empresario Roa sus hijas y esposa solicitaron la liquidación del por tafolio y el traslado a otra empresa. De igual forma, quedó consignado en una demanda y en comunicación a la Procuraduría Delegada para Asuntos de Familia, que la reina Mayra Alejandra Roa, su hermana María Lorena y su madre utilizaron las empresas Inversiones Fuel e Inversiones Seed para manejar negocios por más de $30.000 millones. Por eso de nuevo se solicitó una inspección judicial ante el Juzgado 14 Civil de Bogotá.

La diligencia entonces arrojó, entre otros resultados, que para el año 2013 la Sociedad Inversiones Fuel tenía un activo de $28.663 millones, pero se liquidó dos años después con tan sólo $1.887 millones. Esto mismo sucedió con la Sociedad Inversiones Fuel, que tenía activos por $3.027 millones, pero también fue liquidada con activos de $10 millones.

De forma paralela también se evidenció la inscripción en el registro mercantil en la Cámara de Comercio de Bogotá de la sociedad Panal Centro de Emprendimiento. Según el abogado Carlos Sánchez, en esa empresa funge como representante legal Lina María Burbano Rojas, “quien para mis clientes es reconocida como la administradora de los negocios de las hermanas Roa Rojas.

Luego de los hallazgos de la justicia, las tres hijas extramatrimoniales del empresario Roa solicitaron una conciliación ante la Procuraduría. La diligencia se llevó a cabo el pasado 1° de febrero a la que no asistieron las hermanas Roa Rojas. Un litigio que siguió adelante porque el mes pasado las tres hijas extramatrimoniales de Roa demandaron el asunto ante un juzgado de familia.

“Las señoras Mayra Alejandra Roa y María Lorena Roa, en virtud de sus múltiples acciones, ocultaron bienes de la masa sucesoral de su finado padre, deben ser tenidas como poseedoras de mala fe y están en la obligación de restituir la totalidad de los bienes de la sucesión que actualmente poseen y se encuentran explotando con todos sus frutos”, señala la demanda en uno de sus apartes.

El litigio derivado de las señoras de Roa avanza. Ahora le corresponde a la justicia determinar si admite la demanda y posteriormente definir si hay o no medidas cautelares. Entre tanto, las cinco hermanas Roa siguen luchando para sacar una mejor parte del emporio que forjó su padre durante casi medio siglo.

Los argumentos de las partes en el caso

Las hermanas Mayra Alejandra Roa Rojas y María Lorena Roa Rojas han estado representadas en el caso por el abogado Eduardo González Dávila, quien realizó todos los trámites pertinentes del proceso de partición de la sucesión que se protocolizó en la Notaría 48 de Bogotá, el pasado 27 de mayo de 2013. Al respecto, El Espectador conoció que la posición del jurista durante el proceso ha sido que los bienes objeto del debate sucesorial no estaban en el patrimonio del fallecido empresario Ramón Hernando Roa Villamil y por eso no fueron incluidos en la partición de la sucesión. En cuanto a la exreina de Huila Mayra Alejandra Roa no respondió a los llamados de este diario.

Por su parte, el abogado Carlos Sánchez, quien representa a Martha Rocío Roa Torres, Lina María Roa Rodríguez y Luz Astrid Roa Pulido, las hijas extramatrimoniales del empresario, señaló que no fueron incorporados a la sucesión bienes que equivalen a cerca de $35.000 millones y por eso se está pidiendo la reliquidación o recisión.