Investigadores avanzan en sus pesquisas a nivel internacional

Los datos de tres brasileños claves de Odebrecht ante la justicia colombiana

Autoridades colombianas estuvieron en São Paulo (Brasil) interrogando a tres directivos claves de Odebrecht en Colombia. Son Eleuberto Antonio Martorelli, Luiz Antonio Bueno y Amilton Hideaki. Sus explicaciones a los investigadores, nueva pieza judicial.

A tan sólo tres semanas de que se cumpla el plazo para que en Brasil se levante la reserva de las delaciones premiadas que hicieron 78 ejecutivos de la multinacional Odebrecht sobre cómo se pagaron millonarios sobornos en 12 países de Latinoamérica, tres directivos de la multinacional declararon en Brasil respondiendo a un requerimiento de la justicia colombiana.

El pasado 28 de marzo, en São Paulo, Brasil, a instancias de las autoridades y abogados defensores colombianos y cariocas, los tres ejecutivos de Odebrecht, Amilton Hideaki, Eleuberto Martorelli y Luiz Antonio Bueno, entregaron nuevos testimonios judiciales, dentro de la investigación que busca establecer cuáles fueron los roles específicos y el de varios investigados por los organismos de control en los negocios que adelantaron en Colombia y que hoy hacen parte del escándalo de corrupción más sonado de los últimos tiempos.

La primera declaración ante los investigadores colombianos le correspondió al ingeniero Eleuberto Antonio Martorelli, expresidente de Odebrecht, quien estuvo en Colombia desde 2013 hasta finales de 2016. En concreto, el exdirectivo fue interrogado por los proyectos Tunjuelo-Canoas, Ruta del Sol y Chiquinquirá-Puerto Boyacá.

Martorelli señaló que conoció a Otto Bula en diciembre de 2012 y que se lo presentó Luiz Antonio Bueno, quien también fuera presidente de la multinacional. Dice que “en el primer semestre de 2013 lo visitó y acordaron que este los apoyara en la anticipación de las vigencias futuras, en la creación de los Vips, en los incrementos de los peajes y para acelerar la firma del otrosí”.

Según la declaración de Martorelli, a Otto Bula le pagaron US$4,6 millones. Indicó además que los números de las cuentas con que se pagó se los dio a la Fiscalía en Colombia y en Brasil, pero se abstuvo de entregar esos números a los investigadores, argumentando que tiene un acuerdo de confidencialidad. Sin embargo, señaló que pagaron los dineros en cuentas off shore porque se ahorraban el IVA. “Una de las cuentas era Texbank, cinco o seis eran de Hong Kong y una de Panamá”. Y dijo que los pagos no eran registrados en Colombia sino en Brasil, allí quien pagaba era Hilberto Silva del Departamento de Operaciones Estructuradas.

En cuanto a la financiación de la campaña Santos, Martorelli indicó que no dio plata ni para el presidente ni para su campaña. En contraste, en otra declaración dentro del expediente que maneja Ángela Hernández, magistrada investigadora del Consejo Nacional Electoral (CNE), el propio Martorelli señaló que “fue la encuesta de opinión que yo pagué que en mi entendimiento era para la campaña del presidente Santos, que fue un millón de dólares que yo pagué a una empresa llamada Partitón en Panamá... fueron esos los pagos que yo he reportado y que yo reporté al Ministerio Público en Brasil y a la Fiscalía en Bogotá”. Indicó que para ese fin fue requerido por el publicista Luis Peña y quien hizo lo propio en la campaña de Óscar Iván Zuluaga.

En su interrogatorio, Martorelli también detalló el pago de U$$1,6 millones al estratega Duda Mendonça y cómo conoció a Daniel García Arizabaleta y al presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade. En cuanto a los congresistas, señaló que conoció a Plinio Olano, quien lo invitó a un chancho; a Miguel Amín, José David Name, Juan Diego Gómez y a Bernardo Ñoño Elías. Al respecto precisó que no financió a congresistas.

Con respecto a otros dos nombres que han sonado en el escándalo Odebrecht, el expresidente Martorelli dijo a los investigadores que José Elías Melo sabía que se estaba contratando un lobista para apurar la obra y que no llegaron a concretar aportes para el pago del lobista. Con respecto a Roberto Prieto, cree que lo conoció en un evento en un reconocido club social, que este no le pidió dinero para la campaña pero en la reunión estaba el publicista Luis Peña.

En otro aparte de su declaración Eleuberto Martorelli hace referencia nuevamente a Luis Fernando Andrade, presidente de la ANI, según el documento conocido por El Espectador: “En la reunión de la casa de Noño Elías en Bogotá, en la que estuvo Andrade, había más personas, no sabe si había funcionarios de la ANI, su foco era Andrade. Es posible que haya tenido llamadas o mensajes de Whatsapp con él, tres o cuatro veces, llamadas para reunirse con él, dos o tres veces máximo”.

En la declaración, que duró casi cuatro horas, el expresidente de la multinacional brasileña remató con dos detalles. Que al exministro de Transporte Miguel Peñaloza lo conoció a finales de 2013 o 2014 porque lo invitó a su casa para que hiciera una charla sobre el mercado de la energía en Colombia y que con el Distrito, Odebrecht presentó un “proyecto bonito” para la avenida Boyacá, pero la administración Petro lo rechazó.

Lo que dijeron los otros dos directivos

Otro de los declarantes en São Paulo ante la justicia colombiana fue Luiz Antonio Bueno Niño, quien también se desempeñó como presidente de Odebrecht en Colombia. Según su versión, es uno de los testigos clave dentro del proceso como quiera que tiene un acuerdo de confidencialidad con el Ministerio Público de Brasil, así como con la Fiscalía en Colombia en lo que tiene que ver con la Ruta del Sol. En este sentido, se señala que la declaración de Bueno fue tan contundente que, según su defensa, obligó al exviceministro Gabriel García a aceptar cargos. Bueno rindió tres declaraciones en Brasil; además, presentó una denuncia en Colombia. El exdirectivo habló también de Daniel García Arizabaleta, Miguel Peñaloza, Álvaro José Soto y Plinio Olano.

Con respecto a Amilton Hideaki, director de ingeniería de Odebrecht, este detalló la relación con el exsenador Otto Bula y los contratos de prima de éxito, el proyecto Ocaña-Gamarra, la función del abogado Yesid Arocha y quienes manejaron Navelena.