"No hicimos una fiesta, lo que se preparó fue una cena": César Pastrana

César Pastrana se refirió al presunto abuso sexual que habrían protagonizado varios de sus jugadores contra una mujer durante una fiesta tras ganar la Superliga. Negó conocer los hechos y se declaró a la espera de que la Fiscalía investigue.

César Pastrana, presidente de Independiente Santa Fe. /Mauricio Alvarado - El Espectador

Tras la investigación que realizó El Espectador, respecto al presunto abuso del que habría sido víctima una trabajadora sexual por parte de varios jugadores de Santa Fe durante la celebración del título de la Superliga, el pasado 1º de febrero, este viernes, el presidente de la institución, César Pastrana, se refirió a la controversia y negó que el club hubiera preparado alguna fiesta. (Lea: Presunto abuso sexual en fiesta por Superliga de Santa Fe)

De acuerdo con el directivo, quien dijo no tener conocimiento de la celebración que se realizó en el hotel Dann Carlton de la calle 103 con carrera 15, lo que preparó la institución un día después de la consecución del título fue una cena a la que asistieron los jugadores con sus familias.

“Desconozco el tema de esa fiesta como tal. Se termina la Superliga y ni siquiera hay fiesta de celebración. Lo que se hace es una cena normal con la familia de los jugadores. Como club no tenemos nada que ver con la fiesta, (pero) vamos a analizar y a revisar lo que pasó”, declaró Pastrana en diálogo con la emisora Caracol Radio.

Según relató una trabajadora sexual ante la Fiscalía el pasado 1º de febrero, a la celebración del título en el hotel Dann Carlton fueron varias chicas prepago y ella aceptó tener relaciones con el jugador Carlos Mario Arboleda. Todo fue normal y saldado económicamente, hasta que la mujer decidió regresar al salón del evento principal, situado en el primer piso del hotel.

La denunciante sostuvo que estaba bailando y tomándose un whisky cuando otro de los jugadores le ofreció $500.000 por un rato de relaciones sexuales. Entonces se fue con él a una habitación del segundo piso y estaban en su intimidad cuando tocaron a la puerta. El jugador, cuyo nombre no aportó porque no lo conocía, abrió y entraron a la habitación seis jugadores más diciendo que querían participar. Ella estaba desnuda y les dijo que no, pero el futbolista que estaba con ella intervino para decir: “Háganle, aprovechen”.

Ante esto, el presidente del club manifestó que ni Santa Fe, ni su directiva, han sido notificados o requeridos por alguna autoridad judicial para detallar los supuestos hechos: “Que la Fiscalía investigue y determine realmente qué fue lo que pasó. Vamos a esperar y estar atentos (…) Como club no hemos tenido ningún acercamiento con algún abogado o persona que se haya quejado ni pedido algún tipo de indemnización. Desconocemos esa situación”.

Previamente, el jugador Carlos Mario Arboleda –con quien supuestamente la trabajadora sexual habría accedido a tener relaciones sexuales de forma consentida– negó haber participado en una fiesta y dijo que se enteró de la controversia por una llamada del presidente de Santa Fe, quien lo citó para discutir el tema el próximo lunes.

“En ningún momento estuve en una fiesta. No sé por qué mi nombre aparece. Pusieron mi nombre por el piso y no tengo nada que ver con lo que están diciendo”, dijo en entrevista con Blu Radio, precisando que tras el triunfo lo que hubo fue una cena familiar en el hotel Dann Carlton.

“Salimos del estadio, fuimos todos con la familia a una cena y después cada uno para su casa porque no hubo fiesta (…) A mí no me gustan esas fiestas y más de esa índole (…) Yo tengo y una hija”, agregó Arboleda.