Esta semana se define quién adquiere la EPS, que tiene 6 millones de usuarios

Sombras en venta de Cafesalud

Los vínculos de un exministro con Saludcoop, Sanitas y la presidenta de la junta directiva de Cafesalud . Ambos son socios en otra empresa, hecho que agita el debate. Los directivos señalan que no tienen injerencia, porque la venta es confidencial. ¿Guerra sucia?

Alberto Carrasquilla, exministro de Hacienda. - Lía Nicolasa Heenan Sierra, presidente junta Cafesalud. / Archivo

El próximo jueves se sabrá quién es el nuevo propietario de Cafesalud, la EPS más grande del país y de la cadena de IPS Esimed. De esta manera culmina un proceso que duró cerca de dos años y que busca cerrar el ciclo de la debacle que resultó la operación de Saludcoop. Sin embargo, a pocos días de la trascendental decisión, dos directivos que tienen relación con el sector están generando tal ruido que ya se habla de un posible conflicto de intereses que podría afectar la adjudicación.

Son ellos el ministro de Hacienda del gobierno Uribe, Alberto Carrasquilla Barrera, y la actual presidenta de la junta directiva de Cafesalud, Lía Heenan Sierra. Estos dos ejecutivos, aunque han precisado que no participan de manera alguna en el proceso de la venta de la EPS porque es confidencial y nada tienen que ver, si generan debate en cuanto a que poseen un rol significativo por la información que vienen manejando.

En concreto, por sus cargos han tenido relación directa con Saludcoop cuando estaba en intervención, con Cafesalud –la EPS en venta– y con la Organización Sanitas, que junto a Prestasalud, ambas con capital español, son los dos oferentes que aspiran a quedarse con la EPS, que tiene mas de seis millones de afiliados en el país y con ingresos mensuales de $370.000 millones.

En el caso del exministro Alberto Carrasquilla Barrera, el 26 de junio de 2014 firmó un contrato de prestación de servicios profesionales con Guillermo Grosso, en ese entonces agente especial interventor de Saludcoop. Como se sabe, Cafesalud es uno de los activos mas valiosos que quedan de la extinta Saludcoop. Según el convenio 0282, conocido por El Espectador, el propósito fue adelantar una consultoría para efectuar “una enumeración y evaluación de las alternativas jurídicas disponibles para el Gobierno de cara a la terminación del período de intervención vigente”. Un convenio que además, obligó al exfuncionario a estudiar la dinámica financiera de la EPS y su panorama de riesgos de viabilidad e impacto.

Adicionalmente, según registros de la Cámara de Comercio de Bogotá, Alberto Carrasquilla ocupa actualmente el tercer renglón como miembro principal de la junta directiva de la compañía de medicina prepagada Medisanitas S.A., de propiedad de la Organización Sanitas Internacional y que en este momento participa en la puja por adquirir Cafesalud. De igual manera, Carrasquilla ocupa la misma posición en la compañía de medicina prepagada Colsanitas S.A.

En cuanto a Lía Heenan Sierra, según decisión de la asamblea de accionistas del 30 de junio de 2016, fue designada como presidenta de la junta directiva de Cafesalud EPS. Se trata de una destacada profesional que ha tenido diversos cargos tanto en el sector público como en el privado. Heenan fue presidenta de la Central de Inversiones S.A. (CISA) y vicepresidenta de Findeter.

Pero el camino de los dos destacados personajes tiene una coincidencia mayor: según registros de la Cámara de Comercio de Bogotá, el lunes 31 de marzo de 2008 se constituyó la sociedad comercial Konfigura Capital. Se trata de una sociedad por acciones simplificada que tiene por objeto la prestación de servicios de consultoría y asesoría en temas financieros, de salud, educación, telecomunicaciones y otros afines. Según el registro mercantil, el representante legal principal es el exministro Alberto Carrasquilla Barrera y la segunda representante legal principal es Lía Heenan Sierra.

A mediados del año pasado, cuando cerca de 400 periodistas investigativos del mundo revelaron el escándalo de supuesta evasión de impuestos conocido como los Papales de Panamá, en el capítulo de Colombia, tal como lo reveló este diario, aparecieron salpicados Carrasquilla y Heenan Sierra. Para ese momento se evidenció que Carrasquilla desde 2011 apareció como accionista con un 33 % de la sociedad panameña Navemby Investments Group INC. Esta empresa, según los documentos revelados, fue creada a través de Konfigura Capital Ltda., registrada en Colombia. En la composición accionaria aparecen también Andrés Flórez Villegas y Lía Heenan Sierra.

En su momento, Carrasquilla se defendió señalando que la cuenta que aparece vinculada en los Papeles de Panamá se usó para perfeccionar inversiones que se realizaron en Colombia y que siempre cumplió con las normas nacionales. “Esa cuenta no recibió plata que saliera de Colombia ni escondió ingresos de utilidades de empresas, esas cuentas trajeron en el año 2008 y 2009 unos recursos que se destinaban a perfeccionar unas inversiones en el país”, señaló el exministro. Desde ese entonces, el director de la DIAN, Santiago Rojas anunció las investigaciones correspondientes, las cuales aún no tienen un resultado final.

Otro antecedente comercial relevante ha marcado la actividad empresarial de la presidenta de la junta directiva de Cafesalud EPS, Lía Heenan Sierra. El 29 de julio de 2004 constituyó la empresa Panantel con el propósito de ofrecer servicios de internet y telefonía, en donde la aerolínea Intercontinental de Aviación tenía locales. Entre los accionistas de esta compañía estaban Mauricio Alberto Peraza, Manuel Arturo Rincón, Fernando Parga, María Isabel Cáceres y Luis Hernández Zea.

No obstante, este último socio, según el gobierno de Estados Unidos, el Departamento del Tesoro en el año 2004 pudo comprobar que algunas de las empresas asociadas a Panantel enviaban drogas a los Estados Unidos a través de la aerolínea Intercontinental de Aviación. Para esa época el mismo Departamento del Tesoro detectó que Luis Hernández Zea y otro reconocido narcotraficante, hoy retirado y libre en Colombia luego de negociar con la justicia de Estados Unidos, fueron incluidos en la lista Clinton. La empresa entró en liquidación al tiempo que para ese momento Heenan Sierra señaló que nunca tuvo conocimiento de las oscuras actividades de quien fuera su socio, Luis Hernández Zea. Un caso que nunca fue investigado a fondo por la justicia.

En diálogo con El Espectador, Lía Heenan, señaló que “la junta directiva de Cafesalud no conoce información sobre la venta de Cafesalud. Nosotros en la Junta nos dedicamos es a que la EPS sea cada día mejor. La venta es del resorte exclusivo de la liquidadora y el Ministerio de Salud. Además, hay un acuerdo de confidencialidad. Siempre que hay este tipo de negocios con grandes intereses económicos, surgen todo tipo de denuncias”. Sobre su sociedad con el exministro Alberto Carrasquilla, reconoció su existencia pero precisó que desde que se conformó la compañía para compra de cartera “nunca hemos hablado del tema de Cafesalud”.

A su vez, Ángela María Echeverry, agente liquidadora de Saludcoop, ha sido insistente ante los medios de comunicación en la transparencia del negocio de la venta de Cafesalud EPS y Esimed, considerado como el más importante de los últimos años en el sector. Al respecto ha ratificado que el proceso de venta de la EPS, que empezó con 22 interesados y hoy solo quedan dos, ha tenido requisitos estrictos para que se mantenga cerca del 30 % de los asegurados en el país que representan esta EPS.

Por su parte, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, en el marco de la Asamblea Anual de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, señaló que la venta de Cafesalud está en manos de la liquidadora y que el exministro Carrasquilla no trabajó en la liquidación. “Por lo menos yo nunca conocí de esa situación”, explicó el funcionario.

Entre tanto, sigue la puja entre Prestasalud, una compañía internacional integrada por 13 de los principales prestadores del país, que planteó como propuesta una millonaria oferta económica y la aplicación del modelo de atención español en salud. Compite con la también española Organización Sanitas Internacional, que según ha informado su presidenta, Carolina Buendía, cuenta con un modelo de atención en salud probado, experiencia, seriedad grupal y patrimonial además de una red de 6.000 clínicas y una compañía que trabaja desde Estados Unidos hasta Brasil.

Quedan pocos días para que se defina este importante negocio, en medio de mucho ruido como el que generan la historia reciente, los vínculos laborales y las actividades de Alberto Carrasquilla y Lía Heenan.